“Se pone feo y eso que es domingo; mañana se va a poner peor”

Apenas se hacían a la idea de que la vialidad regresaba a la normalidad.
El martes deben abrir el paso.
El martes deben abrir el paso. (Raúl Palacios)

Monterrey

Tras 16 meses de sufrir tráfico intenso en horas pico por la construcción del paso a desnivel en Lázaro Cárdenas, los habitantes del sur de la ciudad vuelven a sufrir a causa de la misma obra, la cuál colapsó el viernes pasado debido a las lluvias que se registraron en la ciudad.

Desde temprana hora, los automovilistas que buscaban transitar por la zona se toparon con que, debido al cierre de los carriles del paso a desnivel, debían utilizar la lateral de la misma artería, que se reduce a un solo carril.

Son carros compactos, automóviles familiares y camiones de ruta los que utilizan dichas calles, mientras intentan avanzar dirigidos por agentes de tránsito del municipio.

“Apenas habían estrenado la obra y ni siquiera había venido a ayudar mucho al tráfico, seguíamos teniendo bastante tráfico en Lázaro Cárdenas. Y ahora resulta que otra vez vamos a tener que aguantar esto porque no la hicieron bien”, consideró Martha González, automovilista que utiliza la artería todos los días.

Las quejas de los automovilistas que transitaban la zona eran similares: la tardanza en entregar una obra que causó muchas molestias durante meses, la supuesta ineficacia de un paso a desnivel que ayudaría a liberar el tráfico que se genera en el lugar a horas pico, y el rápido colapso de dicha construcción que no soportó la lluvia del viernes.

El problema es que ahora el tráfico no se genera únicamente en horas pico, sino a todas horas: los vehículos que toman la lateral desde la avenida Garza Sada para incorporarse a Lázaro Cárdenas en la esquina de donde se ubica Wal Mart Las Torres deben hacer alto para dar pasada a los automovilistas que van desde Garza Sada  sur, para tomar la misma avenida afectada, que bajan del puente en dos carriles, por lo que de cuatro arterias deben de incorporarse a solo una.

“No nos dan el paso; hay alto aquí, pero prefieres no hacerlo porque nunca te van a dejar pasar los que vienen del puente”, fue otra de las quejas.

El tráfico no afecta sólo a los vecinos de la zona, ya que las filas llegan hasta bulevar Acapulco, sobre Lázaro Cárdenas, y hasta la entrada de la carretera Nacional a Monterrey, desde Santiago.

“Se pone feo, porque las filas llegan hasta Garza Sada, por la carretera y eso es hoy, domingo, mañana va a estar peor, porque hay mucha, muchísima gente que viene desde la carretera Nacional a trabajar o a estudiar en Monterrey y que tienen que agarrar Garza Sada o Lázaro Cárdenas porque van a San Pedro. Ya sabemos cómo va a estar porque ya estuvimos así varios meses antes”.