Los políticos 'socarrones' no quieren aceptar los cambios

Gilberto Marcos Handal señaló que parece que los diputados locales no traen mucha prisa por una situación que nos les conviene para la elección del 2015.

Monterrey

Si la reforma política complica el escenario electoral en Nuevo León es por culpa de "políticos socarrones" que no quieren aceptar los cambios porque no les convienen las nuevas reglas para los comicios de 2015, atribuyó ayer Gilberto Marcos Handal.

En entrevista telefónica, el presidente de la Federación de Colonias señaló que parece que los diputados locales no traen mucha prisa por una situación que nos les conviene para la elección del 2015.

"Desafortunadamente sino le meten el acelerador no va a salir adelante nada de lo que a nivel nacional y en otros estados de la República se está dando, y que también debería de salir para estas elecciones y no esperarnos al 2018.

"Ha sido un largo camino para tener estos logros, pero hay políticos muy socarrones que no quieren aceptar los cambios de esta naturaleza, pero además de la Ley Estatal Electoral de Nuevo León", indicó.

El activista afirmó que la reglamentación y legislación local debe estarse modificando constantemente en beneficio del proceso que cada elección.

"Nos damos cuenta que hay una serie de cambios que se deben implementar, como son cosas grandes como son las figuras de las candidaturas independientes que tienen que instrumentar.

"Por su puesto que no les conviene ni en ésta, ni en la siguiente ni en las próximas elecciones, son cambios que a ellos no les beneficia", explicó.