Policías de SP atacaron a militares de su convoy

Apoyaron agresión contra Ejército cuando se trasladaba a delincuente.
Portada de MILENIO Monterrey del 29 de marzo, de hace 5 años.
Portada de MILENIO Monterrey del 29 de marzo, de hace 5 años. (Especial)

Monterrey

El 28 de marzo de 2010, durante la pasada administración de Mauricio Fernández Garza, quedó de manifiesto que la Policía de San Pedro Garza García, más que apoyar al Ejército Mexicano, se rebeló e incluso atacó al personal militar durante el traslado de un reo imputado en acciones de delincuencia organizada.

Aquel domingo de 2010, miles de ciudadanos marcharon por la paz en la entidad, siendo la petición encabezada por el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz; la entonces alcaldesa de Guadalupe, Ivonne Álvarez y sus homólogos de San Nicolás y Monterrey, Carlos de la Fuente y Fernando Larrazabal.

Horas antes, en la madrugada, un grupo de policías de San Pedro apoyó un ataque contra elementos del Ejército mientras se trasladaba a un delincuente".

La crónica periodística precisaba la emboscada

"Elementos del Ejército Mexicano sufrieron una emboscada la madrugada del domingo (28 de marzo) cuando apoyaban a la Policía de San Pedro Garza García en el traslado de un detenido con 13 kilogramos de cocaína hacia las instalaciones de la Procuraduría General de la República, lo cual derivó en la detención de cuatro elementos sampetrinos por su presunta participación en la ofensiva contra el personal militar".

En un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional, detalló los hechos.

"Personal militar observó que el conductor sacaba la mano haciendo una seña, dándose a la fuga, momento en el cual el personal militar fue agredido con armas de fuego y granadas de diferentes direcciones, por miembros de la delincuencia organizada, repeliéndose la agresión.

"En acción conjunta con la patrulla 313, la camioneta blanca blindada que trasladaba al detenido y ocupaba el No. 4 del convoy, rebasó el convoy por un costado y bloqueó al mismo, por lo que el personal militar, una vez que repelió la agresión, aseguró a los civiles que se trasladaban en el vehículo blindado y que se identificaron como policías del municipio de San Pedro Garza García".

A los cuatro se les dictó auto de formal prisión por delitos contra la salud, violación a la ley federal de armas de fuego y explosivos y delincuencia organizada.

Aquel 28 de marzo también fue detenido Francisco Javier Ibarra Barrón, asesor jurídico del municipio de San Pedro, en especial de Luis Cortés Ochoa, ex sub secretario de Seguridad, líder del Grupo Rudo y quien fuera asesinado el 24 de febrero del 2011 en San Nicolás de los Garza.