“No se está protegiendo a nadie”, afirma municipio

El funcionario agregó que de los cinco elementos implicados, que posteriormente salieron, dos fueron reinstalados como vigilantes, uno como policía tercero, uno más renunció y otro se jubiló.
Tres fueron reubicados, uno renunció y otro se jubiló, informaron.
Tres fueron reubicados, uno renunció y otro se jubiló, informaron. (Carlos Rangel/Archivo)

San Pedro Garza García

Los policías de San Pedro que habían sido detenidos en la administración pasada fueron reinstalados por una sentencia de un juez que los declaró inocentes, señaló el secretario de Ayuntamiento, Jesús Horacio González Delgadillo.

El funcionario agregó que de los cinco elementos implicados, que posteriormente salieron, dos fueron reinstalados como vigilantes, uno como policía tercero, uno más renunció y otro se jubiló.

De acuerdo con González Delgadillo, fue entre enero y marzo de 2013 cuando se recibió una de las sentencias que declaraban a los elementos inocentes, por ello se les reubicó y se les pagó conforme a la ley.

"El municipio siempre va estar a favor de la legalidad, no hay otra manera, no se está protegiendo a nadie, ni se tiene que favorecer a nadie, siempre vamos a estar a favor de la ley y lo que implique.

"En ese sentido, estas cinco personas, tenemos que entender una cosa, fueron absueltas, al ser absueltas, es un juez el que te está diciendo en palabras llanas y sencillas que son inocentes",dijo González.

Por temas de la Ley Federal del Trabajo, indicó, se les tuvo que pagar además los suelos caídos y los beneficios que tenían en activo.

"Ahora, de las cinco personas, una ya se jubiló, uno renunció y los otros tres fueron reinstalados y están siendo reinstalados porque hay una sentencia de un juez y nosotros lo que tenemos que hacer es respetar precisamente la sentencia del juez en términos absolutamente legales, porque hoy son inocentes y por eso están absueltos.

"La sentencia del juez los deja absueltos, desconozco cuál haya sido el proceso de investigación y cómo se haya llevado el análisis, pero nosotros como municipio tenemos que acatar, número uno la sentencia del juez, número dos, entender que es una absolución por parte del juez", apuntó.

MILENIO Monterrey publicó que uno de los elementos recluido en el penal de Apodaca en marzo de 2010, José Pérez, reapareció dentro de la nómina mensual el 31 de diciembre de 2013, con un sueldo de 8 mil 940 pesos.

Se entregaron presuntas despensas especiales a Marco Antonio Barrientos y Fernando Santibáñez, a quienes el juez primero de distrito en materia penal dictó el 5 de abril de 2010 formal prisión. Se indicó que todos ellos fueron declarados inocentes por las autoridades.