Hubo un problema grave de diseño, opinan urbanistas

Consideran que los errores estructurales pueden remediarse, pero el costo será alto.
En el sitio hay un arroyo subterráneo, advierten los expertos.
En el sitio hay un arroyo subterráneo, advierten los expertos. (Carlos Rangel)

Monterrey

Un problema de diseño de la obra fue una de las principales causas por las que una de las paredes del paso a desnivel de la avenida Lázaro Cárdenas se derrumbó, aseguró Juan Ignacio Barragán Villarreal, presidente de la Sociedad de Urbanismo región Monterrey (SURM).

Barragán detalló que a la infraestructura a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no tuvo una solución pluvial, tema que debe considerarse en todas las obras.

"Queda claro que es un problema de diseño. El que diseñó esa obra no sé si haya sido la propia dependencia o un particular, pero ese diseñador cometió un error grave y la autoridad que lo avaló también tiene responsabilidades", detalló el especialista.

En su opinión, no se hizo un estudio pluvial en su momento, sino posterior a la obra ubicada a las faldas del Cerro del Mirador.

"Eso no es la forma de proceder adecuada por varios motivos. Primero: porque en este caso específico, esa obra vial se localiza en una cañada y es atravesada por una cañada.

"Al ser atravesada por una cañada y más de una cuenca tan rápida como son las cuencas del cerro de Mederos y del Cerro del Mirador, es decir, una pendiente muy fuerte que hace que el agua descienda con una gran velocidad", manifestó.

El presidente de la SURM mencionó que en la zona del paso a desnivel se requieren soluciones importantes en dimensiones, ya que en la zona se encuentra un arroyo subterráneo.

"Eso habla de que hay un tema de infiltración muy fuerte, por lo tanto ese paso a desnivel va estar sujeto a problemas de agua de manera permanente", detalló.

Respecto a las soluciones para remediar la obra federal, prevé que ésta sea costosa. Lo anterior, debido a que se tendría que hacer una obra de "toma agua arriba", a fin de que se capte la mayor cantidad de lluvia.

Otra de las opciones, apuntó, es captar el escurrimiento interior, lo cual implicaría perforaciones, entubado y dirigirlo a un sitio disponible, algo que podría ser complicado.

"La propia Universidad ha tenido problemas porque se construyó y se taparon dos cañadas, no creas que nada más la obra pública", destacó.

Humberto Leal, exP presidente de la SURM, dijo que al no resolver adecuadamente el pluvial en el paso a desnivel de Lázaro Cárdenas, hay que remitir a los funcionarios a los reglamentos internos.

"No queda más que remitir a los funcionarios que intervinieron en esas obras, tanto a los de la SCT como de las dependencias que haya actuado que se remitan a los reglamentos internos de cada quién a las contralorías interiores", manifestó.

Sin bien determinó que es difícil señalar específicamente las omisiones y las sanciones específicas, advirtió que se deberán reparar rápidamente los problemas en la obra.

"La falla fue el no resolver adecuadamente los pluviales y al no resolver adecuadamente los pluviales, se filtraron hacia el paso a desnivel por una de las paredes que formó una cascada.

"Lo que se tiene que hacer es manejar y reforzar de nuevo toda la estructura, pero de que se puede remediar sí se puede", dijo.