Dejan a obras de NL "huérfanas" de recursos

Presupuesto Federal proyecta 911 mdp menos de lo necesario para obras programadas o ya iniciadas.

Monterrey

El Gobierno Federal olvidó incluir 13 proyectos de obra pública para Nuevo León dentro de su proyecto de presupuesto para 2015, y los dejó prácticamente huérfanos de recursos pese a que se encuentran a media ejecución.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el año próximo sólo proyecta apoyo para 11 de los 24 proyectos de infraestructura registrados ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y si bien enviará al estado 1,556 millones de pesos  para hacer frente a las solicitudes, se requerían otros 869 millones de pesos adicionales para realizar al resto de las obras.

Muchas de ellas ya fueron comenzadas en años anteriores y todo apunta a que para el próximo se queden pendientes.

 La ampliación de la carretera Juárez- Apodaca y al menos 12 caminos rurales fueron “desairados” en el proyecto presupuestal para el 2015, dejándoles en el rubro de Proyectos Registrados sin asignación de recursos.

Sin embargo, el déficit de la Federación con Nuevo León supera estas omisiones, ya que los recursos enviados para terminar las obras pendientes son insuficientes, según las mismas proyecciones.

Son aproximadamente 42 millones pesos menos en las 11 obras que sí se trabajarán durante este año, pues en la asignación de recursos, quedaron algunos piquitos pendientes.

Entre las obras a las que les dieron menos dinero del necesario y las que no recibieron recurso alguno, la Federación quedó a deber 911 millones de pesos a Nuevo León.

El Libramiento Oriente de Cadereyta requiere 103 millones 400 mil pesos, pero solo le asignaron 100 millones de pesos a esta obra de dos nuevos carriles y acotamiento de 8 kilómetros, y a la que se le han invertido 214 millones de pesos.

Lo mismo sucede en los trabajos de conexión  de Morones Prieto y Lázaro Cárdenas donde se construye una vialidad subterránea tipo cajón con doble bóveda, para alojar seis carriles de circulación.

El mismo proyecto dice que para este 2015 estaba pendiente el envío de 274 millones 010 mil pesos, pero sólo fueron asignados 265; esta zona se encuentra en construcción desde 2013 y aunque la inversión es multianual y el grueso de los recursos llegarán hasta el 2016, para 2015 año hay déficit.

El nodo vial en Sendero y Laredo y su distribuidor en Sendero y Barragán, entre Escobedo y San Nicolás debería estar concluido cuando termine 2015, sin embargo podrían quedar pendientes casi 4 millones de pesos.

A la obra ya se le han invertido 513 de 623 millones, sin embargo este año sólo le asignaron 114.

A reserva de las negociaciones que pudieran realizar los diputados federales, también quedarán recursos ya proyectados sin recibir para obras como la modernización de Alfonso Reyes en San Pedro.

Además del paso vehicular de la calle Titanio  entre avenida Lincoln y avenida Heberto Castillo, en Monterrey y García, y el corredor de flujo continuo Díaz Ordaz- Paso Vehicular Corregidora, en Santa Catarina.

Para modernizar el tramo  de Camino Real y Libramiento a Pedreras faltarán poco más de 3 millones de pesos.

 De las 11 obras “palomeadas”, 9 están proyectadas para finalizar en 2015 y sólo la zona de Morones Prieto entre avenida López Mateos y avenida México, además del tramo con Lázaro Cárdenas aún tienen plazo hasta 2016.

Para el PEF 2015, se incluyó un proyecto nuevo, en la carretera Monterrey- Nuevo Laredo, se trata de un paso superior vehicular con un costo total de 336 millones 358 mil pesos, al que también le “quedaron a deber”, pues solo le signaron 325 millones de pesos, 11 menos de lo necesario.