Obras de Estado y municipio ponen "bravo" al Barrio Antiguo

Los comerciantes han sufrido hasta el 80 por ciento en pérdidas ante la remodelación de Morelos y la construcción de la Línea 3 del Metro que ocasionaron el cierre de calles.
Los habitantes se oponen al uso sólo peatonal de las calles.
Los habitantes se oponen al uso sólo peatonal de las calles. (Raúl Palacios)

Monterrey

El Barrio Antiguo parece una zona minada, que luce ahorcada en su circulación vehicular, peatonal y comercial.

Por un lado se encuentran las obras de la Línea 3 del Metro, cuya vialidad fue cancelada desde el año pasado, sobre la calle Padre Mier desde Constitución hasta Doctor Coss; por el otro, la remodelación millonaria de la calle Morelos, desde Doctor Coss a Naranjo, la cual ahora sólo es peatonal, con bancas y una convivencia vecinal, turística, cultural y comercial, por lo que los cajones de estacionamiento desaparecieron.

Para rematar, los ductos enormes usados para bombear agua ante la construcción del túnel del Metro, acabaron por asfixiar al sector, donde se ubica el corredor del arte y decenas de comerciantes, varios de ellos expusieron su molestia contra las autoridades.

“Es una zona de guerra, prácticamente, es un abuso, por un lado tenemos al Estado con el Metro y por el otro al Municipio de Monterrey con la remodelación de Morelos, debieron esperarse hasta que acabaran lo del Metro, que se respete la ley y nuestro derecho a la vialidad, faltó un plan integral y esto va a terminar en una guerra con los dueños de los comercios de la zona”, cuestionó la pintora Lupina Flores, vecina sobre la calle Mina.

Mientras se determina abrir en el verano del 2015 la calle Padre Mier, las ventas de la zona se desplomaron hasta en 80 por ciento.

“Estamos ahorcados, la gente no puede salir, aunque habían dicho que para noviembre, no he escuchado ahora hasta cuándo reabran, pero a como se ve, yo creo que se echan unos seis meses más. 

“Yo ahorita vendo un 20 por ciento o menos, de lo que vendía, con las obras que están realizando cerraron la calle Padre Mier, cerraron la calle Morelos, y cerraron la calle Mina; si tú cuentas la gente que le quitaron el estacionamiento en estas tres calles son 400 clientes que todos los que estamos aquí nos ha afectado”, el responsable de Antigüedades Tadeo, con  20 años establecido en el Barrio.

En febrero del 2014,  el cierre de calle continuó luego de que la Secretaría de Obras Públicas del Estado determinó cerrar la vialidad de la calle Diego de Montemayor entre las calles Morelos y Matamoros, en el Barrio Antiguo, con motivo de los trabajos de la Línea 3.

Además, la principal alternativa, definida por la dependencia estatal en conjunto con la Vialidad y Tránsito de Monterrey, para adentrarse en el Barrio Antiguo siguió siendo la calle Matamoros y Naranjo para bajar por Morelos y de nueva cuenta incorporarse a Dr. Coss al norte. Toda esta circulación ha desaparecido, ya que Morelos se volvió peatonal.

 “En lo particular me veo afectado, yo estoy desde el 2010, yo tenía mi grupo de clases, pero se acabaron las clases, la gente ya no quiso venir, por (las obras) del Metro, se acabó todo el acceso, realmente me ha afectado más, es el común denominador a la mayoría: la falta de clientes.

“Muchísima (afectación), ya no viene nadie a clases, yo tenía unos 12 estudiantes de pintura, desde que empezaron desde el año pasado, ha sido un obstáculo, que hasta el verano del año que viene van a reabrir, yo lo dudo, (porque) pasan los meses y yo veo todo igual”, dijo Rigo Carrasco, responsable de un taller de pintura en el sector.