Nuevo gobierno deberá estar bajo lupa: analistas

Expertos en materia política coincidieron en que estas elecciones fueron históricas; opinan que un mandato de mano de la ciudadanía será la "prueba de fuego" para Jaime Rodríguez.
El hartazgo del electorado provocó que el candidato independiente ganara con mucho margen, señalaron catedráticos.
El hartazgo del electorado provocó que el candidato independiente ganara con mucho margen, señalaron catedráticos. (Carlos Rangel)

Monterrey

Analistas políticos consideraron que la elección pasada fue histórica, pues la sociedad civil  dio una lección a los partidos políticos, pero ahora toca ver si Jaime Rodríguez Calderón, gobernador electo de Nuevo León, tiene oficio político que le alcance para regir de la mano de la ciudadanía o de la mano de los grupos de interés de siempre.

Liliana Flores Benavides, activista social, mencionó que la clase empresarial siempre gana y en esta elección no fue la excepción.

“Ellos (los empresarios) siempre le apuestan a los candidatos punteros para que, al final de la elección, quedan bien con quien resulte ganador, pero una de las grandes pruebas de fuego para Jaime Rodríguez Calderón será si toma en cuenta a la ciudadanía u opta por gobernar sólo para los grupos de interés y de siempre”.

Dijo que en el caso de este proceso electoral se vio un apoyo claro, específico y explícito por parte de Cemex y Alfa a Ivonne Álvarez García.

Mencionó que si el nuevo gobierno pretende ser diferente, tiene que escuchar a la ciudadanía que no está en las cámaras empresariales, por ejemplo, en la constitución del Gabinete.

“Veremos el oficio político del nuevo gobernador electo y la congruencia del gobierno que prometió”, subrayó Flores Benavides.

Javier Pérez-Rolón, director de Ciencias Políticas y Administración de la Universidad de Monterrey (UDEM), calificó la elección del pasado 7 de junio como histórica para el país, ya que el voto de castigo fue el punto central.

Indicó que el modo en que estos el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) han trabajo en el pasado llevó al hartazgo de la ciudadanía, lo que hizo que el independiente ganara con mucho margen de puntuación.

“Yo creo que viene más, la sociedad civil tiene uno de los elementos más importantes, transgredir a quien es el gobierno y quien está al frente de los puestos públicos, y el voto es el elemento más importante, no es el único, pero la sociedad civil tiene que entender que con la elección no se concluye, al contrario, se inicia un nuevo proceso y deben de estar muy de cerca para vigilar no sólo al gobierno saliente, sino al gobierno entrante, que cumpla todas las promesas de campaña”, señaló el también catedrático de la UDEM.

Pérez-Rolón mencionó que la sociedad debe de ser capaz de generar elementos para vigilar y coaccionar al gobierno entrante y también para reconocerle los logros.

“Yo soy muy optimista, yo pienso que la sociedad civil está preparada y puede utilizar como vehículo las muchas organizaciones no gubernamentales que existen en el estado, además de las academias, las universidades tienen que participar activamente”.

El catedrático expresó que se esperaría que el gobierno entrante rompiera con el saliente, y que no cometiera los mismos errores que cometió el PAN en el primer año del sexenio que gobernó, y que trató de cogobernar con los anteriores funcionarios.

Asimismo, subrayó que fue la clase media la que definió la elección.

Por su parte, José de Jesús García Vega, director del Centro de Estudios para el Bienestar de la UDEM, opinó que esto fue una reacción ante la indiferencia de la gente en el poder.

“Son cambios que llevan mucho tiempo, se pensó que no se podía, se requirió de una coyuntura especial, pero ahí estamos”.

A su vez, Mario Loborín Gomez, presidente del Consejo de ABC Capital, expresó que los empresarios no están divididos.

Y aseguró que, como nunca, se siente un ambiente empresarial con mucha conciencia de apoyar con el trabajo al nuevo gobierno.