Alto nivel de presa complica actividades

Según el último informe de la Conagua, esta presa se encuentra casi al 90 por ciento de su capacidad, con 35.53 millones de metros cúbicos de agua, debido a las lluvias de las últimas semanas.
El agua llega casi al corredor donde se encuentran los restaurantes.
El agua llega casi al corredor donde se encuentran los restaurantes. (Raúl Palacios)

Santiago

Los altos niveles de agua en la presa La Boca y las vacaciones de Semana Santa podrían beneficiar a los comerciantes, restauranteros y hasta puesteros ubicados junto a ésta, sin embargo también podría afectarlos.

Según el último informe de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), esta presa se encuentra casi al 90 por ciento de su capacidad, con 35.53 millones de metros cúbicos de agua, debido a las lluvias de las últimas semanas.

Aunque benéfico para el abasto del vital líquido en la entidad, esto ha ocasionado también que los espacios recreativos en la zona se reduzcan.

Entrevistados sobre esta situación, los comerciantes de bebidas, comidas, y prestadores de servicios, como renta de motos y caballos, aseguraron que existe un contraste: la gran cantidad de gente que visita el lugar para observar la gran cantidad de agua que hay en la presa y que aprovechan el periodo vacacional significa un mayor número de clientes potenciales.

Pero también significa que el espacio para realizar sus negocios se ha reducido. El espacio de estacionamiento para los visitantes frente a la presa se ha achicado a tan sólo unos metros, por lo que actividades, como paseo en caballos, se han complicado.

"No hallan por dónde pasar los caballos", detalló Gerardo González, quien ha ofrecido este servicio desde hace cinco años.

Según los mismos comerciantes del lugar, han pasado al menos unos tres años desde la última vez que el nivel del agua en la presa Rodrigo Gómez, mejor conocida como La Boca, era tan alto que llegaba casi al corredor, donde están los restaurantes.

Aunque depende de la oferta del mismo restaurante, la mayoría reporta un importante incremento en sus ventas, de hasta 30 por ciento en los últimos cinco días.

Los más concurridos son los que ofrecen mariscos y bebidas.

"Sólo vinimos a aprovechar que hace buen clima, está el calor rico, y que los niños descansan. No sabíamos que la presa iba a estar tan llena, se ve muy bonita y pues da mucho que hacer también.

"Al rato nos queremos subir a un catamarán", detalló José Ramírez, padre de familia que aprovechó para pasear con sus hijos este miércoles la tarde de este miércoles.

¿Visitan mucho la presa La Boca?

"No, casi no. Digo, antes sí, como todos los regios que teníamos esta salida obligada casi, casi... Pero hace mucho que no veníamos para acá todos, y menos a pasar un ratito.

"Ahora que podemos y que está tan a gusto, pues quisimos aprovechar", puntualizó José Ramírez.