Niña atacada por perro sigue grave en hospital

La madrugada del domingo, la pequeña continuaba bajo observación de los médicos que la intervinieron por las heridas que presentaba en el cráneo y en el cuello.
Las autoridades investigan.
Las autoridades investigan. (Francisco Cantú)

Monterrey

La pequeña Any de siete años de edad continúa grave en el hospital Universitario después de ser mordida por dos perros de la raza rottweiler.

El caso fue tomado por la Secretaría de Salud del Estado y según el reporte más reciente es que la madrugada del domingo la pequeña continuaba bajo observación de los médicos que la intervinieron por las heridas que presentaba en el cráneo y en el cuello.

Las lesiones de la menor son consideradas como las que ponen en peligro la vida y tardan más de 15 días en sanar.

La niña logró sobrevivir al ataque mientras que su hermana Zoé, de cuatro años de edad, falleció en el hospital General de Sabinas Hidalgo.

Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado en una vivienda del municipio de Lampazos de Naranjo.

Se supo que las dos hermanitas jugaban en el patio del domicilio de una tía cuando de repente dos perros de la citada raza se les fueron encima.

En su intento por rescatar a las niñas, una mujer identificada como María Elena Mendoza Garza, de 58 años de edad, tía de las menores, también resultó con lesiones, pero que no ponen en riesgo su vida.

Cabe destacar que la pequeña Zoé falleció al llegar al hospital general de Sabinas Hidalgo, mientras que Any fue estabilizada y enseguida trasladada al hospital Universitario, donde los médicos siguen tratando de mantenerla estable.

Por su parte, la Procuraduría de Justicia aseguró la propiedad donde ocurrió el mortal ataque y también los perros, los cuales ya están a disposición de la Secretaría de Salud.

De acuerdo a lo que arrojen las investigaciones, la autoridad determinará si en un momento dado se pudiera reclamar al dueño de los perros la reparación del daño, aunque con nada se regresará a la vida a la pequeña Zoé.