Niegan amparo a acusados por secuestro de la FNSI

Esta negativa impidió que Jacinto Padilla Valdés y Gerardo Ibarra Ruiz, quienes se encuentran recluidos por ese delito en el penal de Chihuahua, recobraran su libertad.

Monterrey

El Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Cuarto Circuito negó un amparo al ex secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos Independientes (FNSI), Jacinto Padilla Valdés y a Gerardo Ibarra Ruiz, ex tesorero de ese organismo gremial, acusados de secuestro.

El recurso solicitado en 2014 bajo el expediente 192/2014 solicitado por la defensa de ambos, en contra de la resolución tomada por el Juzgado Tercero de Distrito en Materia penal en Nuevo León y avalado por el Magistrado del Primer Tribunal Unitario del Cuarto Circuito.

Esta negativa de amparo expedida en el mes de marzo, impidió que Padilla Valdés e Ibarra Ruiz, quienes se encuentran recluidos por ese delito en el penal de Chihuahua, recobraran su libertad.

"Primero: Se revoca la sentencia constitucional que se revisa. Segundo: La Justicia de la Unión no ampara ni protege a Jacinto Padilla Valdés y Gerardo Ibarra Ruiz, respecto del acto que reclamó del Magistrado del Primer Tribunal Unitario del Cuarto Circuito y su ejecución al Juez Tercero de Distrito en Materia Penal en el Estado.

"Tercero: Se declara infundado el recurso de revisión adhesiva que hizo valer la defensora de los quejosos, en términos de lo dispuesto en el último considerando de esta resolución", cita el texto judicial donde se les niega el amparo.

Desde noviembre de 2012, Padilla Valdés fue recluido en el centro de internamiento federal de Chihuahua por el delito de secuestro y privación ilegal de la libertad de Eliasiv Flores Fernández, ex empleado, e hijo de uno de sus más cercanos ex colaboradores.

Flores Fernández habría sido secuestrado cuando se encontraba a bordo de su vehículo en la avenida Miguel Alemán entre Churubusco y Constituyentes del 57, por un sujeto que armado con pistola abordó su coche.

Previo a eso, la víctima había revelado a una persona allegada a él, quien atestiguó la privación ilegal de la libertad, que tuvo fuertes problemas laborales en su trabajo, y que incluso pretendían despedirlo a él a un hermano y a su papá. En este problema fueron vinculados los hoy detenidos.