Reforma fiscal y tecnología cambian negocio a imprentas

Las Pymes son las que han tenido una menor oportunidad de reconformarse, explicó el presidente de la Canagraf en el estado.
En NL cerraron sus puertas entre 400 y 500 establecimientos en 2014.
En NL cerraron sus puertas entre 400 y 500 establecimientos en 2014. (Francisco Zúñiga/Archivo)

Monterrey

Primero fue el avance tecnológico, luego la implementación de la reforma fiscal, ambos factores vinieron a darle a las imprentas y la industria de artes gráficas del país el empujón para que unas cuatro mil empresas desaparecieran; sólo en el 2014 murieron unas mil 500 imprentas a nivel nacional y las que lograron permanecer tuvieron que ir en busca de nuevos nichos de mercado para poder seguir en el mercado de la impresión, afirmó José Antonio Chávez, presidente de Cámara Nacional de Artes Gráficas (Canagraf) a nivel estatal.

Chávez mencionó que en Nuevo León entre 400 a 500 imprentas cerraron sus puertas en el 2014.

Explicó que ha sido un proceso gradual de evolución y desaparición del negocio de impresión tradicional a como se conocía hace 20 años a lo que es hoy en día. Para irse conformando uno más especializado y donde las medianas y grandes imprentas son que lo manejan.

Las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) cada vez tienen menos posibilidades de mantenerse o bien se quedarán con un pequeño nicho de mercado.

Añadió que prácticamente la curva descendiente inició en el 2010, cuando el presidente en turno -Felipe Calderón- a finales del 2009, emitió una iniciativa para convertir el documento fiscal en uno digital, en ese momento empezó una curva descendiente para esta industria.

En entrevista telefónica, el dirigente de Canagraf en Nuevo León expuso que entre 2010 y 2014 hubo una serie de empresas que hicieron o al menos algunos alcanzaron hacer una pequeña reconversión hacia otros segmentos (impresión digital, impresión de gran formato, entre
otros).

Esta reconversión, dijo, dio a algunas empresas la opción de reposicionarse en nuevos mercados, aunque estos están hoy muy competidos.

No obstante, Chávez mencionó que para el pequeño empresario que tenía el concepto familiar este proceso no se pudo llevar a cabo.

"Ellos han sufrido o de plano han cerrado. Han cerrado porque ha sido imposible mantener la estructura realmente la forma simple de trabajo ha caído prácticamente en desuso dada la competencia de medios electrónicos.

"El balance del 2014 para nosotros ha sido de una muerte anunciada. Ha sido otro pedacito de muerte para esta industria", añadió.

Chávez mencionó que a nivel nacional había 18 mil imprentas de todos los tamaños y poco a poco han ido desapareciendo, se estima que en el 2016 quedarán unos 12 mil negocios.

Señaló también que la tecnología y la reforma fiscal fueron factores que determinaron el cierre de las imprentas.