Vuelve a 'mentir' con éxito

El musical 'Mentiras', que se presenta en el Teatro de la Ciudad, volvió a registrar una buena afluencia de público amante de la década de los 80.
El musical era uno de los más esperados por los regiomontanos.
El musical era uno de los más esperados por los regiomontanos. (Raúl Palacios)

Monterrey

Regresar a la década de los 80 nunca había sido tan sencillo como ayer con el musical Mentiras, que durante su primera función en el teatro de la ciudad hizo que el público viajará al pasado.

Los clichés de la época, los colores 'fosfos' y los peinados alborotados que predominaban en esa década resurgieron con la actuación de Kika Édgar, Lorena de la Garza, Lolita Cortés, Dalilah Polanco y Efraín Berry, quienes además de hacer reír a los asistentes, los cautivaron con la interpretación de melodías como "Él me mintió" y "De mí enamórate", entre muchas otras.

Es esta la cuarta ocasión que el musical se presenta en Monterrey, el papel de Daniela lo realizó Kika Édgar, mientras Dalilah Polaco le dio vida a Lupita la secretaría, Lolita Cortés a Yuri y Lorena de la Garza a Dulce, quienes regresaron con el mismo personaje que el año pasado presentaron junto a Angélica Vale.

La potencia de su voz anunció al filo de las 19:05 el comienzo de la función. Juntas realizaron "Castillos" para después sumergir en su misteriosa historia al público, que trataba de descifrar la situación que las mantuvo involucradas en un asesinato.

El único caballero de la puesta en escena: Emmanuel Mijares, tejió el drama con una serie de infidelidades que provocó un final inesperado a la historia, dividida en dos actos.

La escenografía y la utilería que enmarcan la producción de José Manuel López Velarde se sitúo en los 80 con colores vibrantes y luces neón.

Pese a ya haber estado en varias ocasiones en Monterrey, el musical de Mentiras, que presenta canciones de Lupita D'Alessio, Amada Miguel, Yuri y Dulce, entre otras, registró un buen número de asistentes que durante más de dos horas recordaron los lugares, la vestimenta y los sonidos que marcó la vida de muchos de ellos hace más de dos décadas y siguen añorando.