Multan a alcalde de Hualahuises por asistir a evento de campaña

En junio, Jesús Guillermo Aguilar González y dos de sus colaboradores en el Ayuntamiento acudieron al cierre de actividades proselitistas del candidato priista a sucederlo en el cargo.
El munícipe y sus subalternos reconocieron la falta.
El munícipe y sus subalternos reconocieron la falta. (Roberto Alanís/Archivo)

Monterrey

Por asistir a un evento proselitista durante las campañas electorales, el alcalde de Hualahuises, Jesús Guillermo Aguilar González, y dos de sus colaboradores, serán sancionados con una multa de 7 mil 010 pesos.

El Tribunal Estatal Electoral (TEE) determinó que tanto el presidente municipal, como Hipólito Rosales Sepúlveda y Guadalupe Eleazar Martínez Delgado, secretario del Ayuntamiento y Tesorero, respectivamente, fallaron contra lo dispuesto en los artículos 134, párrafo séptimo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y 43, párrafo sexto de la Constitución Política del Estado de Nuevo León, en relación con el 350 de la Ley Electoral para el Estado.

Dentro del Procedimiento Ordinario Sancionador quedó plenamente demostrado que el 3 de junio de 2015 en la plaza principal, situada en la calle Juárez y 5 de Mayo, en el centro del municipio de Hualahuises, tuvo lugar un evento de proselitismo político, ya que se llevó a cabo el cierre de campaña del ciudadano Jesús Homero Aguilar Hernández, candidato a la presidencia municipal, postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En el sitio también estuvo presente Ivonne Liliana Álvarez García, candidata a la gubernatura del Estado, postulada por la coalición Alianza por tu Seguridad.

Los funcionarios reconocieron su asistencia a este evento en día y hora hábil, por lo que la conducta quedó acreditada.

"Por esta razón, la conducta reprochable, cuya existencia quedó acreditada, implica una forma de presión, coacción o inducción indebida de los electores o de parcialidad político-electoral, lo cual supone un ejercicio indebido de la función pública, equiparable al uso indebido de recursos públicos, esto por la investidura, responsabilidades y participación de los servidores públicos denunciados en un acto de proselitismo político.

"En consecuencia, se actualiza la contravención de los principios de imparcialidad y equidad en la contienda, constituyendo el comportamiento injustificado de los servidores públicos denunciados un uso indebido de recursos que están bajo su responsabilidad para fines proselitistas", señala el dictamen.

Los funcionarios recibieron como sentencia la sanción mínima consagrada en el segundo párrafo del artículo 350 de la Ley Electoral para el Estado, consistente en una multa de 100 veces el salario mínimo general vigente para la ciudad de Monterrey, equivalente a la cantidad de 7 mil 010 pesos.