Falleció la escritora Dulce María González

La autora murió precisamente el día de su cumpleaños número 56, tras haber permanecido internada en un nosocomio de la ciudad, convaleciente por cáncer.
La ensayista, quien se enfrentaba al cáncer, cumplió 56 años ayer.
La ensayista, quien se enfrentaba al cáncer, cumplió 56 años ayer. (Especial)

Monterrey

Dulce María González, escritora y ensayista regiomontana, falleció ayer por la noche víctima de un padecimiento.

La autora murió precisamente el día de su cumpleaños número 56, tras haber permanecido internada en un nosocomio de la ciudad, convaleciente por cáncer.

González nació en Monterrey el 11 de julio de 1958. Estudió letras españolas en la UANL, además de su carrera en las letras se destacó en la docencia, pues fue coordinadora de talleres literarios y maestra de literatura en la UDEM.

En la UANL colaboró como maestra en la Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras, y maestra de apreciación de las artes en la Facultad de Medicina.

También fungió como vocal en el área de literatura ante el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, y coordinó el Centro de Escritores del estado entre 2003 y 2005.

Colaboró en diversos medios del estado, entre ellos las revistas Deslinde y Vida Universitaria de la UANL. Fue consejera editorial y fundadora de las revistas Otra Orilla, El Correo Chuan y Papeles de la Mancuspia.

Por su novela Mercedes Luminosa recibió el Premio Nuevo León de Literatura en febrero de 2002. La Máxima Casa de Estudios del estado la reconoció por su trayectoria en 2003 con el Premio a las Artes.

Otras de sus obras son: Donde habiten los dioses (1994), Crepúsculos de la ciudad (1996), Ojos de Santa (1996), Elogio del triángulo (1998), Encuentro con Antonio (2006) y Los suaves ángulos (2009).

La autora fue incluida en la antología Desde el Cerro de la Silla: narradores de Nuevo León de la editorial Anagrama en 2010.

Al trascender la noticia de su fallecimiento, diversos personajes de la cultura y las artes del estado externaron su pesar en redes sociales.