Minipresas, solución a inundaciones: Todd

El Municipio de Monterrey destinará un millón y medio de pesos para la realización de estudios en las zonas donde se retendrá el agua.
Dijo que el problema es la contención del agua durante las lluvias.
Dijo que el problema es la contención del agua durante las lluvias. (Archivo)

Monterrey

Como en su momento lo hizo el municipio de Santa Catarina, el municipio de Monterrey anunció que planea la construcción de minipresas Rompepicos en distintas cañadas a lo largo y ancho del municipio, como una solución a las inundaciones causadas por las precipitaciones.

Durante la administración del Gobernador del Estado, Fernando Canales Clariond, se construyó en el interior de la Huasteca la llamada Presa Rompepicos, que impediría más adelante inundaciones en las zonas aledañas al Río Santa Catarina, pues controlaba el cauce del afluente.

Después del huracán “Alex” y ante los severos daños que dejó en el municipio, la administración de Santa Catarina, que en ese momento encabezaba Gabriel Navarro, replicó la idea y construyó tres minipresas Rompepicos en igual número de cañadas del municipio.

Ahora, tras las torrenciales lluvias que se han presentado en la zona metropolitana y que han puesto en evidencia la falta de drenaje pluvial, el municipio de Monterrey planea sumarse a la idea y realizar la construcción de estas minipresas Rompepicos en distintas cañadas a lo largo y ancho del municipio.

Gabriel Todd Alanís, Director del Instituto de Planeación de Monterrey (Implan), anunció la inversión de un millón y medio de pesos para la implementación  de estudios que indiquen los lugares donde las minipresas tendrán que ser construidas y su viabilidad.

La idea, según explicó el funcionario municipal, es crear un proyecto en el que se incluya la construcción de este tipo de  presas para la retención de agua y su liberación dosificada, así como drenaje pluvial que tenga la misma tarea y que permita el reuso de agua en labores como el riego.

“Estamos en el Implan para el próximo año pensando en retomar el manejo integral de las aguas a través de diseños de minirompepicos en las cañadas y la contención del agua en parques y camellones y diseñar para el próximo año los incentivos para que los lotes privados también contengan el agua.

“Si logramos esto que es muy ambicioso y es muy colaborativo el problema del drenaje pluvial se va a ver fuertemente disminuido porque es un problema de retención de agua temporal, los aguaceros son a veces de una hora o dos horas y es lo que nos provoca a veces inundaciones, porque llueve el agua de todo el mes o todo el agua del semestre en dos horas y la clave está en retenerlas esas dos horas cada quien en un espacio para luego liberarla o retenerla para luego regar los camellones”, señaló el titular del Implan.

 Al estar rodeada de cerros, la zona metropolitana de Monterrey experimenta con las lluvias las bajadas de agua de los cerros, a fuertes velocidades, a través de ríos verticales que se forman en las faldas de los mismos, lo que es conocido como cañada.

Con el incremento poblacional muchas colonias han sido construidas en estas zonas y han experimentado inundaciones o destrucción.

La solución que los municipios habían dado hasta el momento a esto, era la pavimentación de las calles en estas zonas con cemento hidráulico a fin de evitar su desprendimiento.