Los CAIPA atienden a 700 menores infractores

Ayer se celebró la tercera jornada de integración familiar de los jóvenes y sus padres en el parque Niños Héroes.
Alejandro superó sus problemas y ahora es un estudiante exitoso.
Alejandro superó sus problemas y ahora es un estudiante exitoso. (Guadalupe Sánchez)

Monterrey

Las agresiones son la principal causa por la que los menores infractores que son detenidos por la Policía son canalizados a los Centros de Atención Integral para Adolescentes (CAIPA).

Actualmente son 700 los casos que son atendidos en los centros, por diversas faltas, entre ellas lesiones, robo simple, riñas, violencia familiar y atentados al pudor, con edades de los 12 a 18 años.

La subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana, Patricia Salazar Marroquín, informó que el cien por ciento de los jóvenes que se integran al programa por orden de un juez de control no vuelven a reincidir.

"Tenemos alrededor de 700 casos en los 12 CAIPA que hay en el estado", señaló.

Ayer se celebró la tercera jornada de integración familiar de los menores infractores y sus padres en el parque Niños Héroes donde se dieron conferencias motivacionales y de prevención del delito.

Uno de estos casos es el de Alejandro, quien fue detenido por el Ejército, por presuntamente cometer daño a propiedad ajena.

Tenía 14 años, no había terminado la secundaria.

"Estábamos con una señora platicando y llegaron los soldados, nos subieron por la nada, habían dicho que le habíamos quebrado un vidrio al trén y pues no es cierto, no hicimos eso".

Alejandro y sus padres tuvieron dos opciones, que fuera enviado al Tutelar o ingresar al programa de los Centros de Atención Integral para Adolescentes.

Ahora tiene 15 años, ya acabó la secundaria y el 18 de agosto va a ingresar a la prepa.