Ejecutivos esperan mejoría en el 2015

Variables como el empleo, disponibilidad de crédito, la competitividad de las INMEX y la economía de los Estados Unidos, se mantienen igual que en el 2013.

Monterrey

La reforma fiscal aprobada para este año impactó a toda la actividad económica del país donde la industria maquiladora no fue la excepción, un 65 por ciento de las empresas esperan un mejor panorama para el 2015, según revela un estudio elaborado por la consultoría Deloitte.

El estudio tendencias y perspectivas de los ejecutivos y profesionales de la industria maquiladora de exportación (INMEX), indica que variables como el empleo, disponibilidad de crédito, la competitividad de las INMEX y la economía de los Estados Unidos, se mantienen igual que en el 2013.

Los ejecutivos señalaron que si bien no hay una expectativa de clara mejoría en la industria, poco más de la mitad reconoce que habrá un incremento en la demanda de los servicios.

Un 60 por ciento de los participantes indicó que el IVA en importaciones temporales tendría el mayor impacto en su operación, mientras que 18 por ciento dijo que el tema relevante sería el IVA generalizado de 16 por ciento en frontera, y con 8 por ciento se ubicó el tema de la eliminación del decreto de exención parcial del ISR.

De acuerdo con el reporte un 84 por ciento de los ejecutivos señaló que su organización se encontraba preparada para enfrentar las reformas fiscales.

Con respecto al acceso a la certificación de IVA, 92 por ciento indicó que su empresa sí se encontraba en situación de cumplimiento por parte de sus áreas de comercio exterior y aduanas.

El reporte refiere que durante el segundo semestre del este año, los plazos para presentar la certificación ya dieron inicio por zonas. En ese sentido, al finalizar el mes de junio, se han autorizado alrededor de 150 certificaciones, mientras que la autoridad se vio rebasada en capacidad de respuesta al no resolver trámites en tiempo.

La consultoría menciona que en materia de seguridad social, tomando en cuenta el antecedente de la no obligatoriedad del dictamen fiscal de estados financieros, 64 por ciento consideró que sí habría mayor interés en dictaminarse.

Los ejecutivos encuestados mencionaron que las reformas han puesto sobre la mesa retos operativos relevantes para la industria, a lo cual cada empresa está implementando soluciones. Excepto por la derogación del IETU, la reforma fiscal establece una serie de nuevas obligaciones que afectan a la industria.