La madera de tenaza y arte de la Huasteca potosina en expos

"Entre ofrendas y recuerdos", de Pilar Vidales, y Tenaza 2.0 se inauguran el martes.

Monterrey

Dos nuevas exposiciones se inauguran el próximo martes en el Museo Estatal de Culturas Populares de Nuevo León: Tenaza 2.0, intervenciones de alumnos de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura de la UANL y Entre ofrendas y recuerdos, con obra de la artista Pilar Vidales.

Magdalena Cárdenas, directora de Desarrollo y Patrimonio Cultural de Conarte, explicó que Tenaza 2.0 surge a partir de la muestra Tenaza 1.0, que se montó en el mismo espacio a mediados del año pasado, la cual rescataba la elaboración de muebles con madera de tenaza.

En la investigación para la muestra se detectó que únicamente quedan una familia, un artesano y la referencia de otro, que continúan con esta práctica artesanal.

Para esa exposición la familia Ibarra Meza, del rancho El Coronel, en Montemorelos, Don Inés como maestro artesano, y sus hijos Abel y Juan de Dios, elaboraron más de cien muebles con esta técnica artesanal. El mobiliario fue intervenido por 28 artistas plásticos.

Ahora, unas 100 piezas de tenaza de Montemorelos fueron intervenidas por más de 30 alumnos de Diseño Industrial de la Facultad de Arquitectura de la UANL.

Ellos recibieron charlas, realizaron visitas de campo para conocer los procesos y técnicas utilizadas por la familia Ibarra Meza y diseñaron nuevos modelos de productos.

Desde San Luis

Pilar Vidales es una artista plástica originaria de la Huasteca Potosina que, más allá del mero devenir de nacer en una zona geográfica, ha convertido su vida en una fuerte labor de promoción y divulgación de los usos, costumbres y saberes de su región.

El Museo de Culturas Populares de Nuevo León le abre sus puertas en la exposición Entre ofrendas y recuerdos, con 16 obras en diferente técnica, en las que se muestra la influencia de la exhuberancia natural y cultural de su región de origen. Centra su tema en la añoranza propia y extraña, de quienes recuerdan las personas de sus afectos que han partido.

Su obra reúne elementos como los hombres de la etnias tének, náhuatl, xi'oi, el Sol, la madre Tierra, árbol de la vida, muerte o divinidad, así como el palmito, el zacahuil, el jaguar, la golondrina.

También el bolim, las huehues, los xexos y sus danzas, el pétov y el quexquémetl, elementos que luchan contra el tiempo, contra la indiferencia y surgen del olvido.

Ambas muestras, Tenaza 2.0 y Entre ofrendas y recuerdos serán inauguradas en forma simultánea el próximo martes a las 19:00 en el citado espacio cultural, ubicado en Abasolo 1024, Barrio Antiguo. Las exposiciones cuentan con el apoyo del Conarte y el Conaculta.