Sentencian tras lluvias: no se aprendió la lección

Los daños en la ciudad ponen de manifiesto la incapacidad de las autoridades y la falta de programas de seguimiento, señalan Jorge Longoria y Sergio Joel Vargas.
El sábado se afectó un talud de Constitución a la altura del Parque Fundidora.
El sábado se afectó un talud de Constitución a la altura del Parque Fundidora. (Leonel Rocha)

Monterrey

La incapacidad de las autoridades, la falta de un programa de seguimiento y la ausencia de bitácoras de obras de calidad son las causas directas para las fallas en la carpeta asfáltica y los pasos a desnivel inundados que se presentaron durante el fin de semana, según coincidieron expertos en urbanismo e ingeniería vial.

En entrevistas por separado, el arquitecto Jorge Longoria, experto en desarrollo urbano, y Sergio Joel Vargas López, especialista en ingeniería vial, cuestionaron la supervisión de la calidad de los materiales y de las mismos puentes, pasos y obras, en las diferentes administraciones.

"Las carpetas son viejas, están fatigadas, sin pendientes naturales ni drenaje para desahogar encharcamientos por aguas, por más ligeras que ésta sean", expresó el ex secretario de Desarrollo Urbano de Monterrey.

En ese sentido, abundó, no hay un control preciso sobre cuáles puntos de la ciudad han recibido mantenimiento para evitar que se presenten desperfectos con las lluvias y otros fenómenos naturales en la entidad.

"Falta continuidad de acciones y una ingeniería en la cual se le dé seguimiento, no conozco una bitácora de obra que se diga que tal pavimento de tal calle tiene tantos años de haberse rehabilitado", apuntó.

Longoria cuestionó además que los 120 milímetros de lluvia que se captaron no son comparables con los 400 que cayeron del huracán Alex, puesto que es sólo un 25 por ciento de captación de agua sin ser una cola de huracán que bastó para trastocar la ciudad.

"Fue apenas una masa de agua fría y nos vuelve a sorprender a la ciudad y a todo el mundo y vuelven a resurgir los mismos problemas de siempre".

Abundó, los problemas se repiten aunque no hayan sido las mismas condiciones que Alex.

"Tal pareciera que se reciclan los mismos temas de los pavimentos que siguen siendo de mala calidad, siempre hay un punto débil en una parte y que viene a evidenciar que las cosas no están resueltas en forma definitiva y no se puede presumir de esto ya que la naturaleza tiene muchas vertientes de atacar", criticó.

Por su parte, Joel Vargas López, especialista en ingeniería vial, cuestionó la falta de capacidad de los funcionarios responsables de que las obras viales se ejecuten en forma correcta.

"Es increíble que teniendo las avenidas Constitución y Morones Prieto a lado del río Santa Catrina se inunden, teniendo una facilidad de poder aventar el agua al río y no sufran daños esas avenidas. ¿Qué demuestra eso?, demuestra que no tenemos gente capaz como funcionarios para poder exigir un buen proyecto.

"Y sin una buena supervisión y una buena construcción o un buen proyecto no vamos a poder hacer nunca nada, vamos a gastar millones pesos en reparar lo que se acaba de dañar y en breve tiempo vamos a tener que gastar otra millonada de pesos porque las obras no se hacen con la calidad que deberían de hacerse, no se aprendió la lección y eso nos cuesta", criticó Vargas López.