Caos por lluvias paraliza zona sur de Monterrey

En avenida Lázaro Cárdenas, derrumbe en paso a desnivel abierto hace cuatro meses pone en riesgo a automovilistas; reportan dos desaparecidos en SC.

Monterrey

En un lapso menor a dos horas, las fuertes lluvias que cayeron en Monterrey y una parte del área metropolitana causaron graves daños a infraestructura y provocaron congestionamiento vial en las principales avenidas, especialmente al sur de la ciudad.

El fenómeno climatológico ocasionó un derrumbe en el paso a desnivel recién inaugurado, de la avenida Lázaro Cárdenas y Garza Sada, a la altura de la Unidad Mederos de la UANL.

El daño se presentó en una de las paredes de la construcción. Un tráiler quedó varado al caerle encima pedazos de concreto.

Posteriormente, la lateral de la avenida mencionada terminó por derrumbarse, provocando que los automovilistas detuvieran su paso totalmente. Ahí, al menos 12 vehículos de todos colores y tamaños se quedaron flotando.

Las fachadas del puente -las cuales tienen un peso de entre dos y tres toneladas- colapsaron, cayendo sobre la tolva de un camión, por lo que no hubo personas heridas.

Asimismo, el campus Mederos de la UANL resultó con afectaciones graves, entre las cuales destacan los destrozos en las instalaciones de Canal 53 debido a inundaciones.

A través de redes sociales estudiantes y trabajadores del canal compartieron imágenes y videos que mostraron el momento en que el agua, con gran fuerza, entra a la recepción del edificio, arrasando todo a su paso.

Los destrozos se suman a filtración de agua en aulas de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, ubicada en la parte alta del campus.

En Lázaro Cárdenas cruz con Puerto Progreso, colonia Brisas, un hombre y un niño que trataban de cruzar la avenida inundada fueron arrastrados por la corriente. Más tarde se supo que vecinos del sector los rescataron sanos y salvos.

En la colonia Condesa, el vado que conecta el Antiguo Camino al Diente y la avenida Eugenio Garza Sada, se desbordó. La corriente se llevó a su paso el puesto de dos comerciantes y por poco a una camioneta que era conducida por una mujer de la tercera edad, que fue rescatada por elementos de Seguridad Pública de Monterrey.

Además, en la colonia Laderas del Mirador, el arroyo Seco arrastró vehículos, animales e inundó 30 viviendas, dejando en la calle a 12 familias.

Las inundaciones también se presentaron en el par vial de Constitución y Morones Prieto, a la altura de la avenida Gonzalitos. Sobre Venustiano Carranza, los niveles de agua alcanzaron el camellón central. La colonia Garza Nieto quedó prácticamente inundada.

La lateral de Morones Prieto a la altura del multimodal Morones-Constitución para incorporarse a la colonia Independencia, también tuvo afectaciones.

Alrededor de 15 personas rescatadas y más de 75 autos varados fue el saldo preliminar de las fuertes lluvias, informó Protección Civil de Monterrey. Su titular, José Doria, señaló que al menos hasta ayer se reportó saldo blanco respecto a pérdidas humanas.

Como las lluvias continuarán, el funcionario recomendó a la población monitorear las noticias y pronósticos del clima, no salir de no ser necesario, y sobre todo, no desafiar corrientes de agua o encharcamientos.

Por la noche, autoridades de Santa Catarina reportaron que un adulto y un menor habrían caído a las aguas del río del mismo nombre, a la altura de la colonia Revolución, en territorio santacatarinense.

Elementos de Protección Civil municipal iniciaron un operativo de búsqueda, al cual se unió personal de San Pedro, Monterrey y Guadalupe.

Al filo de las 23:30 de ayer, Amador Medina, titular de la corporación, mencionó que las personas no habían sido encontradas.

(con información de Marcela Perales y Lorenzo Encinas)

Inundaciones en parques

El aguacero que cayó ayer en la zona sur de Monterrey causó severos daños en el parque Tolteca y parque Pipo, en ciudad Guadalupe.

Además, tuvo que ser cerrada la avenida Nuevo San Sebastián, a la altura del parque Pipo. En el lugar se hicieron presentes elementos de Tránsito, de Protección Civil y de Bomberos.

El director de PC guadalupense, Juan José Romero, mencionó que fue necesario cerrar el vado Canteras y el puente Orizaba de la zona oriente de Guadalupe.

Dijo que continuarán en alerta porque se espera otra fuerte corriente y por ello decidieron cerrar los puentes.

Además, comentó que van a esperar que baje el nivel del agua para checar revisar la magnitud de los daños en los mencionados parques.

Por último, explicó que toda el agua cayó en el sur de Monterrey, pero las fuertes corrientes que se presentaron fueron porque el río Seco se conecta con el río La Silla.(Marco Zamora/Guadalupe)