Esas llamaradas de petate que recuerdan los setenta...

Grupos de lo más diverso se manifestaron hace días en el Centro contra el alza de tarifas, pero, ¿y a dónde se fueron? Van a seguirle, o fue una ocurrencia de ocasión.

Monterrey

De pronto salieron a la calle a luchar por una causa social, según decían sus mantas y cartulinas: "No tenemos feria, abajo las tarifas camioneras", era el estribillo con dedicatoria a las autoridades del transporte y al gobierno del estado.

Para coronar su marcha, los inconformes entre los que figuraban agrupaciones de jóvenes y hasta activistas de la diversidad sexual, decidieron "secuestrar" un camión, como ocurría hace poco más de 40 años, cuando los estudiantes universitarios se apoderaban de unidades por los mismos motivos.

Esta vez, parte del grupo de inconformes abordó la unidad, notificó a los pasajeros el motivo de su protesta, les pidió bajar de manera pacífica y a todos se les regresó el dinero que habían pagado. Luego lo atravesaron sobre la avenida Juárez en el clímax de su protesta