Se perfilan capitalinos para ganar licitación del proyecto Monterrey VI

Tres de las empresas con participación mayoritaria tienen su sede en el Distrito Federal.
La obra llevaría agua desde el río Pánuco hasta Linares, Nuevo León.
La obra llevaría agua desde el río Pánuco hasta Linares, Nuevo León. (José Luis Tapia)

Monterrey

Este lunes 8 de septiembre se anunciará el fallo de la licitación del proyecto Monterrey VI, y según analistas, el ganador sería el consorcio conformado por un total de cinco empresas mexicanas.

Estaría conformado por 3 empresas con sede en la Ciudad de México, que representarían en conjunto el 90% del consorcio, en tanto que las dos restantes, originarias de Nuevo León, alcanzarían menos de 10% de la representación del consorcio.

El proceso de licitación fue hecho por la Comisión Nacional del Agua, Banobras, así como Agua y Drenaje de Monterrey, quienes anunciaron que el monto total proyectado para la construcción de este proyecto es de 17 mil millones de pesos. Éste sería el primer trabajo federal realizado bajo la figura jurídica de Asociación Público Privada (APP).

El proyecto Monterrey VI fue pensado con la finalidad de atraer agua a la presa Cerro Prieto en Nuevo León desde el estado de San Luis Potosí, a través de un ducto de 520 kilómetros de largo y 2.13 de ancho.

Fue anunciado oficialmente por el gobernador Rodrigo Medina y David Korenfeld Federman, director general de Conagua a finales del año pasado.

Las autoridades aseguraron que con este proyecto se resolvería el problema de abasto de agua en el estado hasta por 50 años. Fue entonces cuando Medina hizo pública la licitación de la obra hidráulica, e informó que ambas partes estarían llevando a cabo en conjunto los estudios y proyectos para las obras requeridas, construir la infraestructura necesaria, dar seguimiento al proyecto, pagar indemnizaciones, licitar, liberar la tenencia de la tierra, el cambio de uso de suelo y gestionar ante el Fonadin los recursos necesarios.

Se estima que la construcción arranque a finales de este mismo año y esté terminada en un total de 30 meses.

La manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional ha sido aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales desde el 2012, y según informes, los estudios de ingeniería básica, jurídicos y financieros han concluido.

Según se ha detallado, los resultados de los estudios de factibilidad concluyeron que el Acueducto Pánuco–Cerro Prieto sería la mejor opción, ya que se encuentra en una cuenca diferente y es financiera, jurídica y técnicamente factible.

En total, el proyecto Monterrey VI consistirá en la construcción de un acueducto de 372 kilómetros de largo, 84 pulgadas de diámetro, un caudal medio de cinco metros cúbicos por segundo, seis estaciones de bombeo y obras complementarias, que llevarán agua desde el río Pánuco hasta Linares, Nuevo León, específicamente a la planta potabilizadora San Roque, para el abasto del vital líquido para la población de Monterrey y su zona conurbada.