Sampetrino inconforme abogó libertad de tránsito

Los hechos ocurrieron en Hacienda San Agustín, en el 2012, cuando vecinos del sector decidieron realizar el cierre de su colonia.
El Ayuntamiento había financiado parte de la construcción.
El Ayuntamiento había financiado parte de la construcción. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

No siempre el cierre de colonias fue la solución, hubo casos como el suscitado en San Pedro Garza García, donde un vecino defendió su derecho al libre tránsito, y ganó una disputa legal a vecinos y al gobierno municipal.

Los hechos ocurrieron en Hacienda San Agustín, en el 2012, cuando vecinos del sector decidieron realizar el cierre de su colonia.

La mayoría estuvo de acuerdo, por lo que se procedió a la recolección de firmas y a la recaudación de recursos para la construcción de una caseta de vigilancia, para el control de los accesos.

Incluso el municipio, a propuesta de los vecinos, terminó por financiar una parte de la construcción de la caseta gracias a los programas de participación ciudadana en el gasto del erario.

Sin embargo un vecino del sector que se sintió agraviado terminó por interponer un recurso legal ante las autoridades judiciales a fin de proteger su derecho al libre tránsito, protegido en la Constitución.

Gilberto Marcos Handal, presidente de la Federación de Colonias Metropolitanas, recordó que en aquel caso, un juez federal terminó por dar la razón al vecino inconformé y la caseta tuvo que ser derribada.

"Ahí los vecinos, con recursos del municipio, construyeron una caseta de vigilancia, sin embargo un vecino se quejó y tuvieron que derribar la caseta... si hubiera llegado antes (la ley) sería mejor".

Sin embargo en la mayoría de los casos, las colonias han logrado ser cerradas, incluso sin el permiso de la mayoría de los vecinos.