“Se necesita nueva ley de fósiles”: Mauricio Fernández

Es a causa de "confusiones jurídicas" que coleccionistas privados han sido arrestados por instituciones federales, por lo que dijo es necesaria una legislación referente exclusivamente a ...
Mauricio Fernández Garza.
Mauricio Fernández Garza. (Leonel Rocha)

Monterrey

Aunque reconoció como positivo que un grupo de ciudadanos busquen crear una asociación de paleontología, el promotor cultural Mauricio Fernández Garza recordó que el principal problema de los fósiles en México es su ambigua legislación.

Es a causa de "confusiones jurídicas" que coleccionistas privados han sido arrestados por instituciones federales, por lo que dijo es necesaria una legislación referente exclusivamente a paleontología.

"Lo que necesitamos es un grupo que haga una nueva legislación porque la actual está fundamentada en arqueología que no tiene nada que ver con la paleontología", expuso.

Al presidir la comisión de cultura cuando fue senador, Fernández Garza promovió junto a un grupo de especialistas la Ley General de Patrimonio Cultural, que ponía especial énfasis al patrimonio paleontológico e histórico.

MILENIO Monterrey publicó el pasado martes que el coleccionista privado Luis Cepeda junto a un grupo de ciudadanos trabajan en la organización de una asociación civil de paleontología, con la finalidad de asesorar y respaldar a los propietarios de fósiles.

Refirió que la actual legislación no brinda protección adecuada ni al material fósil ni a quienes se encuentren o posean una pieza en su poder.

"Un grupo de paleontólogos quisieron abrir un museo en Sabinas, creo, y los estuvieron atosigando mucho... tenemos el caso de reciente de una persona a la que le confiscaron sus piezas. Ojalá estos ejemplos sirvan para que se haga una ley sobre paleontología", apuntó el promotor cultural.

El ex alcalde de San Pedro posé una amplia colección de fósiles marinos, principalmente pertenecientes al periodo cretácico tardío.

En el 2010 se montó una exposición en el Museo del Centenario, con alrededor de 50 piezas rescatadas de las canteras de Vallecillo, Nuevo León.