“El libro simboliza mi lucha por preservar la tradición de mi pueblo”

El historiador Ismaël Diadié, es el guardián de un acervo de más de 12 mil manuscritos, el cual tuvo que ser escondido ante el peligro que representa la guerra en Mali. En la Feria del Libro ...
La presentación de la obra en la FIL es el 11 de octubre a las 18:00 en la Sala D.
La presentación de la obra en la FIL es el 11 de octubre a las 18:00 en la Sala D. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

Heredero de una tradición de 12 generaciones, el historiador y filósofo Ismaël Diadié está en la ciudad para compartir la historia de su labor como custodio del Fondo Kuti, hoy bajo asedio de la guerra en Mali.

Además de presentar su libro Zimma (Vaso Roto) en la próxima Feria Internacional de Libro de Monterrey, el autor ofreció una conferencia en el Museo de Historia Mexicana para hablar sobre cómo desde el 2012 ha resguardado el acervo, compuesto por 12 mil manuscritos.

En entrevista con MILENIO Monterrey habló del paralelismo que vivió México y la destrucción de su patrimonio a la llegada de los españoles con la situación similar que vive África y Oriente Medio.

Ismaël Diadié presentará Zimma en la FIL el próximo sábado 11 de octubre a las 18:00.

A partir del 2012 se da la dispersión de los 12 mil manuscritos que conforman el fondo Kuti para salvaguardarlos, ¿qué ha pasado con este acervo?

Tenemos la voluntad de no volver a mostrar este patrimonio a la luz del día hasta tener una seguridad del Estado, una seguridad general para evitar su saqueo y su destrucción.

En México se vivió una situación parecida hace 500 años con la quema de los códices a la llegada de los españoles, ¿qué pierde un individuo, una población cuando toda este patrimonio es saqueado?

La historia de México, cuando llegaron los españoles es una tajante ilustración de esa ilusa voluntad de Babel que, en su tiempo, lo fue con la llegada de Colón y más tarde el resto de los españoles para tratar de imponer la voluntad cristiana, la verdad hispánica al mundo cultural mexicano de aquellos tiempos. Eso tuvo como consecuencia la destrucción, el saqueo de esa cultura que estaba aquí.

¿Qué va pasar con estas culturas? su pueblo empobrecerá y que se reducirá a la servidumbre.

En Zimma (Vaso Roto), ¿son historias que llegan a través de la tradición oral o que también se recogen del vasto acervo del fondo Kuti?

La biblioteca tiene 12 mil 700 manuscritos, pero este libro nace de otra tradición de la misma familia, porque la familia es depositaria de esta inmensa biblioteca, pero también de una tradición oral. De tal modo que he sido educado tanto en los manuscritos, pero también en la palabra, que es considerada como pagana o primitiva, lo mismo que pasó en México.

Este libro simboliza mi lucha por preservar la tradición oral de mi pueblo.

En tiempos de guerra, ¿escribir y preservar tu cultura ha sido una burbuja de oxígeno?

Esto me da de lleno, en el sentido que he tenido que dejar a mi familia, he tenido que dispersar mi biblioteca, he tenido que dejar decenas de años y exiliarme, y he escrito este libro en tiempos de exilio.

No sé si ha sido un bálsamo o una burbuja de oxígeno, probablemente sí ahora que me lo preguntas, probablemente me ha permitido sobrevivir y sobreponerme al dolor del exilio.

En la Historia se habla que sirve para aprender de los errores del pasado y no cometerlos al futuro, pero la humanidad parece no aprender mucho.

No soy pesimista, prefiero decir que soy realista. El ser humano es el único animal que tropieza con la misma piedra mil veces, y después vuelve a tropezar de nueva cuenta. No significa que no aprendemos, sino que probablemente somos muy lentos a la hora de aprender.

Todo lo que hemos vivido como catástrofes durante miles de años no nos impide seguir creando catástrofes a lo largo de la historia; de tal modo ¿de qué sirve la Historia, la Historia de la humanidad o la historia de un cuento? No lo sé, pero sé que el hombre lo mismo que va creando tinieblas va necesitando luces, y las tinieblas y las luces están dentro de nosotros.

En México nos cuesta todavía creer el grado de brutalidad de los crímenes, ¿Cómo podemos vivir en una época tan avanzada tecnológicamente, pero seguimos cometiendo crímenes como primitivos?

La humanidad ha evolucionado mucho en el punto de vista tecnológico, pero no desde el punto de vista espiritual, y en este punto el hombre sigue siendo casi un primitivo. El acto bíblico de Caín matando a Abel con una piedra, esa imagen sigue presente a lo largo de la historia de la humanidad hasta hoy en día. Lo único que ha cambiado son los medios para la matanza, hemos pasado de la piedra a lo nuclear para matar, eso es lo que ha pasado.

Hemos visto la aparición de Moisés, de Jesús, de Mahoma, de un Buda que representan los grandes niveles de espiritualidad que el hombre ha alcanzado, pero eso se ha trasmitido a nivel de individuos, pero no a nivel de colectividades. En Occidente se ve mucha riqueza tecnológica, pero a la vez mucha pobreza espiritual y ese equilibrio debemos tenerlo para dar el siguiente paso y merecer ser el homo sapiens, el hombre sabio.