La inversión no llega con nueva "cara" del Barrio

La remodelación que realizó el Ayuntamiento a la avenida Morelos y que inauguró Margarita Arellanes en diciembre pasado no vino acompañada de la reactivación económica de la zona.

Monterrey

Aunque fue inaugurada el 19 de diciembre por la hoy alcaldesa con licencia, Margarita Arellanes Cervantes, la obra de remodelación de la calle Morelos en el Barrio Antiguo aún no concluye y el ansiado florecimiento de negocios en esa zona aún es un sueño sin indicios de cristalizarse en el corto plazo.

Aunque se planteó esta obra como un detonador para la economía en el Barrio Antiguo, y específicamente en Morelos, a la fecha no hay señales de proyectos para establecer nuevos comercios que atraigan paseantes.

La obra tiene menos de un mes de inaugurada, aunque los trabajos no han sido terminados y desde principios de 2014 se anunció la remodelación a la zona.

No obstante, hasta el momento no ha generado interés de inversionistas para colocar negocios que generen tráfico de personas, por lo que el nuevo rostro de la avenida se queda en lo estético.

Mediante el recorrido realizado, se observaron, además, numerosos inmuebles desocupados, de los cuales, tres se encuentran en venta o renta.

El resto no cuenta con algún anuncio sobre la situación del edificio.

Los tres lugares que están en renta, en algún momento fueron bares durante la época de mayor atractivo turístico del Barrio Antiguo.

Ahora hay pocos negocios que resulten atractivos para los transeúntes: en la acera norte hay una tienda de conveniencia, una tienda de abarrotes, un bar, un negocio de artículos de fotografía, un bazar, una tienda de libros usados y dos restaurantes, a todo lo largo de esta vía.

En la acera sur hay dos estacionamientos públicos, una galería club, una galería fotográfica, un taller mecánico, un negocio dedicado al cañonismo y montañismo, un vivero, un establecimiento tipo spa y una pequeña tienda de ropa, además de un restaurante.

Y aunque ya se cumplieron tres semanas de la fecha en que la obra sería entregada, aún hay decenas de trabajadores instalando bancas de concreto, al tiempo que la afluencia de paseantes no se ha dado en los niveles que se pronosticó.

Mediante un recorrido por la zona, se constató que es muy poca la gente que acude a este sitio a descansar o disfrutar del lugar, ya que la mayoría de los transeúntes sólo van de paso.

El 19 de diciembre, con una inversión de 20 millones de pesos, el municipio de Monterrey inauguró esta remodelación y ampliación de espacios peatonales de la calle Morelos, en el Barrio Antiguo.

 “Hoy puedo ver que se ha dado un gran paso para retomar y recuperar de una manera responsable, de una manera permanente. Hoy veo una obra con sustento, hoy veo una obra social”.

En tanto, aún hay vecinos que se oponen a la peatonalización de algunas calles de este sector, ya que el Ayuntamiento informó que el Instituto Municipal de Planeación y Convivencia (Implanc) impulsó esta regeneración, pero en coordinación con sólo un grupo pequeño de vecinos y comerciantes de la zona, señalan.

De acuerdo con esta autoridad, se trata de una obra a escala humana para facilitar el desplazamiento de los peatones; un carril de tráfico ligero de automóviles para tránsito local; bahías de ascenso y descenso para los negocios locales, Internet de banda ancha gratuito y arborización con especies nativas.

También se incluye la construcción de 5 mil metros cuadrados entre banquetas y arroyo vial; las banquetas de concreto con acabado base de terrazo veneciano y el arroyo vial de concreto hidráulico.

MILENIO Monterrey detectó pendientes como colocar bancas, sitios para estacionar bicicletas, así como la instalación de más cubiertas con lonas y jardineras sobre la calle.

En cambio, en el recorrido se detectó que los escasos botes de basura que instalaron están repletos de desechos; además, en la esquina con la calle Diego de Montemayor se detectaron bolsas repletas de basura, debido a que el camión recolector no pasa continuamente.