Sindicato bloquea recuperación de predio de iglesia invadido: abogado

El terreno había sido dado en comodato para fines apostólicos desde el año 1999.

Monterrey

Una presunta protección del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado (SUSPE) es lo que ha complicado la recuperación de un predio ubicado en la colonia Altamira, en Monterrey, que fue invadido por Isidro Hernández Alvarado, hermano de la directora jurídica de este sindicato.

Además, otra de las complicaciones ha sido que la denuncia ha avanzado muy lentamente por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó el abogado de la familia afectada, Luis Antonio Varas Villevicencio.

En entrevista para Telediario Nocturno, el litigante fue cuestionado sobre si creen que el sindicato apoya la invasión del terreno, el cual había sido dado en comodato para fines apostólicos desde 1999, pero tiempo después fue invadido por Hernández Alvarado.

"Sin duda alguna, nosotros consideramos que así lo es, puesto que esta persona se ufana reiteradamente en este sentido, haciéndonos saber que este sindicato no sólo lo apoya, sino que además lo protege en este acto ilícito, el cual ya ha sido denunciado".

Como reacción a este hecho, se ha buscado por parte de MILENIO Televisión a Juan Manuel Cavazos Uribe, secretario del sindicato, pero sin tener alguna respuesta, pues no quiere dar entrevistas, a lo cual, Varas Villavicencio considera como una posible coparticipación.

"A la salida del párroco que se encontraba ahí, el señor Juan Ángel Acosta, dejó en cierto lapso de tiempos sin el resguardo correspondiente, y es ahí donde dicha persona aprovecha y se introduce en el inmueble", explicó.

El abogado agregó que ya se hizo una demanda en contra de Isidro Hernández por la invasión del predio, pero ésta no ha avanzado.

"Nosotros confiamos plenamente en que la Procuraduría concluya con el trabajo que ya se ha iniciado, que es una denuncia que se encuentra en su trámite en la investigación correspondiente, confiamos en que lo haga pero desgraciadamente han sido muchos los años.

Fue el pasado 17 de abril cuando se dio a conocer la invasión ilegal de un predio, que presuntamente encubierta por un sindicato, afecta las labores de una iglesia.

Los propietarios legítimos del predio, ubicado en la colonia Altamira, en el municipio de Monterrey, denunciaron el despojo de ese terreno por parte de una persona de nombre Isidro Hernández, quien es hermano de la directora jurídica del SUSPE, que lidera Juan Manuel Cavazos Uribe.

En reacción a ello, el sindicato se deslindó de la invasión del predio por medio de un comunicado, solicitando se investigue y aplique las sanciones de ley.