El instante atrapado con láminas y plata

En Monterrey habita uno de los pocos expertos en esta técnica, creada por el francés Louis Daguerre en el siglo XIX.
Bien preservados pueden durar hasta 150 años.
Bien preservados pueden durar hasta 150 años. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

El daguerrotipo fue el primer procedimiento por el cual se pudieron obtener fotografías, allá por el año de 1839.

En medio de la vorágine de cámaras fotográficas a bajos costos y la posibilidad de obtener una imagen vía teléfonos celulares y tablets, en Monterrey todavía hay quien emplea la técnica creada por el francés Louis Daguerre.

Erasmo Carranza es maestro en la LCI Escuela de Arte y Diseño en Monterrey, y es uno de los pocos daguerrotipistas en activo en México.

Esta técnica consiste en que la imagen es capturada en una lámina con superficie de plata a través de un proceso electroestático, la cual se revela con vapores de mercurio.

Carranza asegura que la calidad que ofrecen los daguerrotipos es "extraordinariamente" superior.

"El daguerrotipo es una copia única, es un positivo directo con una calidad extraordinaria. Parecía que las personas o paisajes quisieran salirse de la placa metálica", explica previo a su participación en la XI edición del Encuentro de Fotografía, en noviembre pasado.

Bella y letal

Al trabajar con elementos químicos como el yodo, el mercurio y la plata, se podría decir que cualquiera puede revelar sus imágenes. Pero la técnica del daguerrotipo requiere de estudios y mucha protección.

Carranza indica que la principal lección es saber cuidarse de los materiales.

"Los vapores del mercurio son altamente peligrosos porque no los ves ni hueles; si el cuerpo lo llega absorber te afecta el sistema nervioso, los riñones, el hígado. Si te va bien, te mueres", indica.

Con algo más de 20 años de las cámaras digitales, la disponibilidad de películas y materiales para impresión en la ciudad escasean cada vez más. Hoy es posible conseguir películas ISO 100 y 400, pero hallar sus variantes es prácticamente imposible.

Erasmo lo ve en las clases sobre fotografía análoga que ofrece en el LCI, donde algunos alumnos se sorprenden de la posibilidad que ofrece la película fotográfica.

"Ahora los alumnos no conocen de la película, pues nacieron con lo digital. Cuando lo descubren ellos se sorprenden por la calidad que les puede ofrecer".

Ante este panorama, el especialista está consciente que la fotografía digital es una realidad, donde su inmediatez al momento de capturar y enviar la imagen es un avance significativo. Sin embargo, aún duda de su calidad comparada a una película de transparencia, por citar un ejemplo.

"La película es un medio físico donde tienes la imagen, con una calidad que es superior a la digital. Se podrán tener muchos mega pixeles por pulgada cuadrada, pero si lo comparas contra la misma medida en una película de transparencia no hay punto de comparación", afirma.