Repunta incidencia de fraudes; soborno aumenta del 15 al 25%

En medio del debate de la creación de una fiscalía anticorrupción, los números que arroja el reporte con base a una encuesta aplicada entre directivos de alto nivel de las compañías no arrojan los ...

Monterrey

La incidencia de fraudes creció considerablemente en México durante el 2013, lo que incluye el robo de activos físicos, fraude financiero interno, corrupción y soborno, el fraude de vendedores o adquisiciones también aumentó, según el reporte global elaborado en este año por la firma Kroll.

En medio del debate de la creación de una fiscalía anticorrupción que venga a ser un mecanismo de combate, los números que arroja el reporte con base a una encuesta aplicada entre directivos de alto nivel de las compañías no arrojan los mejores resultados.

La encuesta de Kroll, firma especializada en investigaciones y estudios sobre el tema a nivel mundial, revela que de 2012 al 2013 la incidencia de fraudes creció.

Sólo en el renglón de corrupción y soborno aumentó del 15 al 25 por ciento, mientras que el fraude de vendedores o adquisiciones se incrementó del 19 al 23 por ciento y el fraude legislativo o de cumplimiento aumentó del 4 al 20 por ciento.

A pesar del rápido aumento en la vulnerabilidad, son demasiadas las empresas que no están dispuestas a invertir en protegerse: el 38 por ciento carece de presupuesto para una infraestructura de cumplimiento.

La alta rotación del personal se duplicó de un año a otro (2012-2013) dado que es el mayor generador del aumento en la exposición al fraude y porcentaje de empresas afectadas.

"Muchas empresas latinoamericanas tienen poca o ninguna conciencia de los requisitos de las leyes contra el soborno (locales e internacionales). Se debería diseñar e implementar un programa sólido de capacitación y documentar apropiadamente las actividades relacionadas", señala el reporte.

Entre los tipos de incidentes o ilícitos figuran: robo de activos físicos o inventario (26%), robo o pérdida de información o ataque informático (27%), fraude de vendedores, proveedores o adquisiciones (25%), corrupción y soborno (19%), conflicto de interés de la gerencia (17%), infracción regulatoria o de cumplimiento (16%), fraude financiero interno o robo (16%).

El reporte consigna la infiltración del crimen organizado en la cadena de suministro en el mundo. A nivel mundial, una de cada 10 empresas informó un costo de más del 4 por ciento de sus ingresos.

Además, el 81 por ciento de los encuestados cree que la exposición de sus firmas al fraude ha aumentado en los últimos 12 meses, lo que representa un aumento respecto al 63 por ciento registrado en la encuesta anterior.