Pide que impuestos por comida chatarra vayan a clínicas del IMSS

El legislador dijo que recursos también se deben destinar a atender la obesidad.
Sostuvo que falta mejorar la atención y las condiciones de las unidades.
Sostuvo que falta mejorar la atención y las condiciones de las unidades. (Raúl Palacios/Archivo)

Monterrey

Martín López Cisneros, diputado federal del PAN, anunció que solicitará a la Secretaría de Hacienda redistribuir 4 mil 600 millones de pesos  de los impuestos generados por bebidas saborizantes y alimentos chatarra a mejorar las clínicas del IMSS y la compra de medicamentos.

El legislador albiazul afirmó que en el primer trimestre del año, los impuestos a las bebidas saborizantes y a los alimentos con alta densidad calórica han generado, respectivamente, 2 mil 322 millones y 2 mil 335 millones de pesos, según la misma dependencia federal.

“Por estas razones, es urgente que los ingresos extraordinarios obtenidos por el Gobierno Federal vayan dirigidos a impulsar principalmente el aspecto social en materia de salud, pues como hemos podido demostrar, los recursos derivados de los impuestos a comida llamada comida chatarra o bebidas con alto contenido de azúcar, han sido cuantiosos.

“El deber del Gobierno Federal es, ante esta situación, dirigir los recursos de estos impuestos para atender o ampliar la cobertura en problemas de salud tales como la obesidad, principalmente la obesidad infantil, la diabetes e hipertensión, a través del sector salud.

“Como diputado por Nuevo León, creo que es importante para mi estado, que el Gobierno Federal destine recursos a la atención a la salud, a través del fortalecimiento y ampliación de servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social, que se encuentra en etapa crítica con clínicas que no surten a tiempo los medicamentos y programan tarde las consultas ante la falta de medicinas y equipo”, dijo.

Señaló que Nuevo León es un estado líder nacional en el consumo de refrescos y una parte importante de su población padece de obesidad y obesidad infantil, y los males derivados de ello como la diabetes e hipertensión.

Según la Secretaría Estatal de Salud, el 15 por ciento de la población padece algún tipo de diabetes en Nuevo León, con una creciente presencia en jóvenes y de esta cifra, el 70 por ciento no se atiende debidamente.

La Encuesta Estatal de Salud y Nutrición 2011-2012 confirma este porcentaje de 15 por ciento, cifra que sobrepasa el 12 por ciento promedio a nivel nacional, agregó.

“En Nuevo León urge la construcción de nuevas clínicas del IMSS, además de una mejora sustancial en el servicio que ofrece a sus derechohabientes, además de ampliar la cobertura y atención del Seguro Popular.

“Ahora ya no existe la excusa de la falta de recursos económicos para atender a la población, los recursos derivados de los impuestos a las bebidas y comida chatarra se encuentran disponibles y es urgente que se canalicen para tratar estos problemas de salud”, indicó López Cisneros.