Ignorantes, parte de la democracia: académico

Ejemplos como Arnold Schwarzenegger y Sara Pallin, entre los más representativos.
Gabriel Cavazos es director de Humanidades y Ciencias Sociales del Tec.
Gabriel Cavazos es director de Humanidades y Ciencias Sociales del Tec. (Carlos Rangel)

Monterrey

Tanto la falta de capacidad o la ignorancia es un fenómeno de la democracia, con precandidatos que saben moverse políticamente, pero sin la suficientemente preparación y sin los conocimientos adecuados, afirmó Gabriel Cavazos Villanueva.

El director de Humanidades y Ciencias Sociales del Tecnológico de Monterrey, quien participó en el programa Cambios, que conduce el arquitecto Héctor Benavides, dijo que Nuevo León y a nivel nacional y en otros países están entrando a la política a otros actores que no necesariamente son los más deseables.

“Falta un justo medio, es el que no hemos logrado tener, gente lo suficientemente preparada con interés de entrar a la política y que por un lado tenga conocimientos adecuados, no que sean eminencias, no, y que tengan una mística y con compromiso social, no un afán del poder por el poder., dijo el investigador del Tec.

Desde su entrada como precandidatas del PRI y PAN a la gubernatura, respectivamente, Ivonne Álvarez y Margarita Arellanes, han sido cuestionadas por ser elegidas por su popularidad.

Cavazos Villanueva apuntó casos de políticos ignorantes que han llegado a la política y puso como ejemplos los registrados en Estados Unidos.

“No estoy diciendo que a la política tiene que entrar puros iluminados, tecnócratas y expertos en temas; recordemos que en Estados Unidos ha sido gobernador de California, Arnold Schwarzenegger; gobernador de Minnessota, Jessy Ventura; que la gobernadora de Alaska, Sara Pallin, una de las mujeres más ignorantes que podemos ver en el sentido objetivo del término, ha sido candidata a vicepresidenta de Estados Unidos.

“Éste es un fenómeno de la democracia, pero por otro lado vemos otros fenómenos como ha pasado en Colombia en donde un ex rector de una universidad, Antanas Mokus, o Fajardo Medellín, también un profesor universitario, han hecho movimientos populares muy importantes; ninguno de estos extremos son buenos”, mencionó.

Por otro lado, agregó, existen los tecnócratas, que están muy alejados de la realidad, y que tienen una solución de escritorio, pero no necesariamente tienen el contacto ciudadano.