Aún sin identificar, mujeres encontradas sin vida

Las dos damas que presuntamente fueron asesinadas, una en San Pedro y la otra en Apodaca, de ésta última nada más fue localizada la cabeza, permanecen sin ser reclamadas.

Monterrey

Las dos mujeres que fueron asesinadas entre el domingo y lunes, continúan sin ser identificadas, informaron autoridades.

En ninguno de los casos se han presentado familiares para reclamar los cuerpos.

En el primero de los homicidios, ocurrido en el municipio de San Pedro, una dama fue encontrada sin vida por personal de una universidad privada, en la avenida Alfonso Reyes y Padre Mier, en la colonia Los Sauces.

De acuerdo a informes, la mujer falleció por estrangulamiento y aparentemente fue lanzada desde un vehículo.

El asesinato es manejado con hermetismo de las autoridades, sin informar los probables avances de las investigaciones.

Se dio a conocer que personal del área de Homicidios de la Policía Ministerial han acudido con habitantes y trabajadores de la zona, pero nadie la reconoció, además, no se tienen reportes de desapariciones.

La mujer, que permanece como No Nombre en el anfiteatro del Hospital Universitario, tenía entre 20 y 25 años, y vestía pantalón de mezclilla azul, suéter y botas negras.

Se espera que en las próximas horas arriben familiares de ella para reclamar el cuerpo en el Servicio Médico Forense.

No encuentran restos de mujer decapitada

Los restos de la cabeza de mujer que fue localizada el lunes en un estacionamiento de una tienda departamental, no han aparecido.

Tampoco se ha establecido la probable identidad de la dama, ni hay una investigación precisa, informaron autoridades policiacas.

Según la fuente, la mujer tendría entre 25 y 30 años de edad, y no presentaba golpes ni lesiones en el cráneo que fue localizado.

El hallazgo se realizó al mediodía del lunes 2 de diciembre, en el estacionamiento de un negocio de muebles, ubicado en la avenida Del Triunfo casi esquina con Henry Ford, en la colonia Los Robles, en Apodaca.

En la pared de donde fue dejada la cabeza, se dejó un mensaje por parte de un grupo criminal, pero no se dio a conocer el contenido.