Vamos a parar el sistema si hay represalias, avisan

Tras una semana de permanecer en huelga de hambre, este martes, el conductor de trenes del Metro, Agapito Castro, recibió la visita de las diputadas Rebeca Clouthier y Blanca Lilia Sandoval.
El empleado recibió atención médica; tenía síntomas de deshidratación.
El empleado recibió atención médica; tenía síntomas de deshidratación. (Reynaldo Ochoa)

Monterrey

La molestia entre trabajadores del Sistema Colectivo Metrorrey ha subido de nivel ante las presuntas amenazas de sus superiores de continuar protestando, por lo que incluso podría derivar en un paro de labores.

Tras una semana de permanecer en huelga de hambre, este martes, el conductor de trenes del Metro, Agapito Castro, recibió la visita de las diputadas Rebeca Clouthier y Blanca Lilia Sandoval, quienes pidieron a la Cruz Roja atención médica para operador desde hace una semana suspendido de su cargo tras mostrar públicamente las anomalías en la infraestructura de Metrorrey.

Afuera de la estación del Metro Zaragoza, los paramédicos le proporcionaron suero y medicamentos, pues presentaba signos de deshidratación.

La queja del empleado es por las represalias que sufrió al ser retirado de su puesto de operador y enviado a la zona de bodegas tras la exigencia a Metrorrey para que dé mantenimiento al sistema, pues son los conductores quienes tienen que lidiar con los problemas en las vías del Metro y los vagones, lo que aunado a las pesadas jornadas de trabajo, han provocado embolias al menos a cuatro conductores.

A la protesta de ayer se sumaron varios conductores del Metro quienes pidieron no ser identificados para evitar también represalias por parte de la paraestatal, pero que señalaron que han sido amenazados por sus superiores si continúan quejándose ante los medios.

Es por ello que en entrevista señalaron que de continuar las amenazas podrían llegar al paro de labores.

"Hay amenazas a partir de este encuentro, es paro; ya es paro, vamos a parar el sistema si hay represalias", indicó.

"Si eso no es cierto y es una argucia de Metrorrey para justificar su descenso en el puesto, aun y cuando le conservaran su sueldo, es un acto que no va a favor de la legalidad ni del respeto a las garantías de Agapito y todos ellos", indicó Clouthier.

Sin embargo, Agapito Castro se mostró renuente a afectar el funcionamiento del sistema que presta el servicio a miles de personas diariamente. Hoy, diputados del PAN se reunirán con el director de Metrorrey para cuestionar las fallas en el sistema.