Homicidios pasionales cobran 9 vidas

En promedio se ha cometido un crimen cada seis días en lo que va del 2015, donde al menos cinco de las víctimas eran hombres y sus victimarios eran rivales de amores.
Mauro Rivera fue localizado sin vida en la carretera a Colombia, en Salinas Victoria.
Mauro Rivera fue localizado sin vida en la carretera a Colombia, en Salinas Victoria. (Agustín Martínez/Archivo)

Monterrey

En Nuevo León hay amores que matan, prueba de ello, son las nueve víctimas de homicidio pasional que se tienen en lo que va del año, estableciendo un promedio de una muerte de este tipo cada seis días.

Apenas era el 2 de enero del 2015 y en la entidad ya se daba cuenta de la primera víctima de un homicidio pasional.

Un hombre, cegado por los celos, llegó a su casa ubicada en la colonia Paseo de Guadalupe, y delante de las hijas de su pareja y del hijo de ambos, mató a cuchilladas a María Victoria Zapata González, de 25 años de edad.

Cinco días después, el escenario de la tragedia se trasladó a Cadereyta, en el lecho del río Santa Catarina, a la altura de la colonia Fidel Velázquez, fue localizado el cadáver de una mujer de 17 años.

Casandra Guadalupe López Gallegos no pudo llegar a la mayoría de edad, pues presuntamente los miedos e inseguridades de su novio no se lo permitieron.

Cabe aclarar que en los homicidios pasionales en la entidad, aunque las primeras dos víctimas fueron mujeres, la mayoría es del sexo masculino, al sumar cinco decesos por esta causa en los primeros 54 días del año.

La primera víctima masculina fue Mauro Rivera Camacho, de 64 años, ex comandante de la policía Ministerial.

Él apareció en la carretera a Colombia, en Salinas Victoria. Su mujer, casi 40 años menor, planeó con su novia matar al hombre con quien vivía y al que supuestamente ya no soportaba. A este plan para asesinarlo se sumaron un primo y un amigo de las mujeres.

Otro caso ocurrió en Apodaca, donde Misael Rendón Aguirre, de 23 años, fue asesinado antes de llegar a su casa en Pueblo Nuevo.

Se estableció que un hombre celoso lo ubicó como su rival en amores y sin pensarlo dos veces lo mató el 28 de enero.

Un crimen más ocurrió el 30 de enero, Héctor Obregón de León, de 40 años y de profesión oficial de Tránsito en Guadalupe, se encontraba teniendo relaciones sexuales con una compañera de trabajo, cuando el esposo de esta llegó a la vivienda y lo mató de varias puñaladas.

José Guadalupe Hernández Flores, ex policía de Villaldama, mató a su esposa, luego de seis años de problemas.

El 9 de febrero, en la vivienda de ambos, en el centro de Bustamante fue encontrada sin vida Josefina Guadalupe Andrade Valverde, de 28 años.

Una amenaza fue el primer punto de otra historia, donde Antonio Vega López, de 36 años, quien estaba separado de la madre de sus hijos y perdió la vida a manos de la nueva pareja de su ex mujer.

Vega López fue localizado sin vida en un despoblado de Ciénega de Flores, luego de que le dio un aventón a Gildardo Medina Santiago y a otras dos personas, quienes lo ultimaron.

Otro homicidio pasional tuvo lugar en estos primeros dos meses del año en Apodaca, donde la operadora de transporte urbano de la ruta 109, Alma Gloria Mireles Chaires, de 38 años, no pudo más con la presión de si era o no la única mujer en la vida de Eliud Ayala Uribe, de
24 años.

La mujer, que había organizado una reunión en su vivienda discutió con su joven pareja sentimental y terminó por matarlo a puñaladas en el interior de la casa.

El más reciente de los crímenes de este tipo se suscitó el pasado domingo 22 de febrero en la colonia Villas de Álcali, en el municipio de García, ahí quedó sin vida Vanesa Contreras, de 25 años.

Como supuesto asesino es buscado un hombre de aproximadamente 30 años, con quien la víctima vivía en unión libre en ese sitio desde hacía unos tres meses.

La pareja no solía entablar conversación con nadie, pero al parecer ambos trabajaban en una empresa de productos cerámicos en Santa Catarina, donde se habían conocido.

Los vecinos señalaron que el martes 17 de febrero escucharon detonaciones, pero no le dieron mayor importancia y fue la tarde del domingo cuando una mujer que habita en una casa colindante llamó a las autoridades.

Así los primeros 54 días del año se han teñido de rojo debido a los crímenes pasionales, donde al menos tres de los involucrados estaban relacionados con alguna corporación policiaca.

Es importante señalar que la ubicación geográfica de este tipo de crímenes suma ocho municipios.