“Muchos se hacen adictos a usar estos dispositivos”

Juan José Roque señaló que hay sistemas médicos y especializados que pueden implementar las personas que quieran dejar este vicio.
El funcionario estatal mencionó que los artefactos no pueden venderse como medicamento.
El funcionario estatal mencionó que los artefactos no pueden venderse como medicamento. (Carlos Rangel)

Monterrey

Tras considerar que los cigarros electrónicos no están regulados por las autoridades, la Dirección de Salud Mental y Adicciones alertó sobre los riesgos que podrían causar los cigarros electrónicos.

Juan José Roque Segovia, director de Salud Mental y Adicciones, destacó que desde el punto de vista sanitario, los artefactos no pueden venderse como medicamento para dejar
de fumar.

Destacó que se ha comprobado además que los cigarros electrónicos han causado problemas de salud para quienes lo consumen.

"Hay algunos casos de personas que lo usan que tienen enfermedades cardiovasculares, y han sufrido por ejemplo infartos o infartos en el cerebro, problemas circulatorios o respiratorios que ponen en riesgo sus vidas. En ese sentido, no se recomienda como un procedimiento terapéutico", indicó el funcionario
estatal.

Si bien reconoció que las personas reaccionan de distinta manera al fumar los diversos tipos de cigarros electrónicos, el titular de Salud Mental y Adicciones mencionó que la mayoría contiene nicotina, lo cual puede provocar ahora una adicción a usar los dispositivos electrónicos.

"Aquí hay alguna diferencia con los diferentes tipos de cigarrillo electrónico, por ejemplo, la mayoría tienen nicotina en diferentes concentraciones, otros tienen sustancias inertes, y otros más tienen aguas desmineralizadas, entonces va a depender mucho de la sensibilidad pulmonar de cada quien y de la reacción que pueda tener a los componentes de lo que introduce en el pulmón.

"Las personas que usan los cigarros electrónicos que tienen nicotina son los que se relacionan más a problemas cardiovasculares severos, además de que mucha gente termina haciéndose adicta ahora a la nicotina de esta forma química, ya no del tabaco en sí", detalló.

Roque Segovia reconoció que muchos de los pacientes aseguran que el cigarro electrónico es menos dañino para las personas que se encuentran en los alrededores; sin embargo, destacó que también puede afectar a terceros.

"La nicotina tiene la particularidad de que tolera mucho la combustión, entonces esos cigarrillos usan una pequeña fibra que se alcanza niveles muy altos de temperatura y evapora el líquido que viene en el contenido y eso no destruye la nicotina, la nicotina tolera mucho las moléculas, entonces cuando la persona aspira el aire, gran parte del vapor que queda en el ambiente contiene nicotina y las personas alrededor la pueden respirar", dijo.

Para quienes verdaderamente deseen dejar de fumar, el funcionario estatal refirió que existen otros procedimientos médicos y especializados que se pueden implementar en las personas, siempre y cuando estén dispuestas y haya voluntad.

"La gente tiene que ser lo suficientemente prudente y preguntarse si realmente quiere dejar de fumar, si verdaderamente quieren dejar de fumar, lo recomendable es que mejor utilicen métodos un poco más probados, como son los métodos que tienen que ver con ciencias de la conducta, que se dan en nuestros Centros de Salud, sobre todo en los que llamamos Centros de Atención Primaria de las Adicciones.

"Muchas personas nada más quieren dejar de fumar mucho, pero quieren seguir fumando, entonces ahí como que no hay mucha motivación, nosotros recomendamos siempre dejar de fumar 100 por ciento", dijo.

Para quienes deseen hacerlo podrán llamar al teléfono 8345-4326. De acuerdo al doctor Roque Segovia, el tratamiento podría durar aproximadamente 10 semanas.

Debido a los tratamientos proporcionados por la autoridad, el director de Salud Mental y Adicciones reveló que los ex fumadores en la entidad han aumentado de 22 a 33 por ciento en Nuevo León.


:Claves
Recomendaciones

  • El titular de la Dirección de Salud Mental y Adicciones dijo que para las personas que buscan dejar de fumar cuentan con métodos en los diferentes centros de Salud o pueden llamar al 8345-4326.
  • El funcionario estatal explicó que la gente tiene que ser prudente y preguntar si realmente desean dejar de fumar, pues la recomendación siempre es dejar completamente el consumo.
  • Juan José Roque reconoció que las personas reaccionan de diversas formas al uso de cigarros electrónicos, lo cual en muchas ocasiones depende de la sensibilidad pulmonar.