“Esto es algo que hace al instituto más competitivo”

Como parte del programa se sorteó el beneficio a mil 500 créditos, pero sólo 568 personas aceptaron, dijo Ricardo Canavatti Hadjópulus.
Con el nuevo esquema se puede competir con la banca comercial, refirió.
Con el nuevo esquema se puede competir con la banca comercial, refirió. (Roberto Alanís | Archivo)

Monterrey

Aunque en Nuevo León ya se han otorgado miles de créditos bajo el nuevo esquema del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda del Trabajador (Infonavit), así como la conversión de antiguos créditos al nuevo esquema, el beneficio no es siempre entendido por los derechohabientes, aseguró el delegado el Instituto en Nuevo León, Ricardo Canavati Hadjópulus.

En entrevista con MILENIO Monterrey, el funcionario explicó que bajo el nuevo esquema en la entidad se han entregado alrededor de 76 mil créditos, ya que en el 2015, bajo este esquema, en la entidad se entregaron 56 mil créditos hipotecarios y en lo que va del 2016 se han entregado 20 mil.

Puntualizó que como parte del programa, el Infonavit sorteó para que mil 500 créditos, de ente 5 a 10 años de antigüedad de Nuevo León, pudieran ser convertidos al nuevo esquema, pero de estos sólo 568 personas optaron por que sus créditos fueran modificados.

Esto, a decir del delegado, ya que el beneficio no ha sido muy claro para los trabajadores y optaron por permanecer en el esquema en el que estaban ya pagando. Las razones fueron muchas, puntualizó, desde desconocimiento hasta antigüedad del mismo crédito. "Esto se hizo a través de un sorteo, porque se está probando el concurso. Esto consiste en ofrecerle a los seleccionados para que lo evalúen y basados en la información que tienen si les conviene, es voluntario y depende de la situación en la que esté el trabajador.

"Es distinto para un trabajador que está empezando su vida laboral que a alguien que ya está más avanzado y prefiere terminarlo de pagar en las condiciones que tenía de inicio.

"La respuesta, si tomamos en cuenta el número de créditos que se han ofrecido, es alrededor del 40 por ciento los que han decidido cambiarlo, son pocos, tal vez no ha sido suficientemente claro el beneficio. El pago del crédito en pesos de alguna manera da una visibilidad de cuánto se va a estar pagando a lo largo del crédito, pero depende de la situación particular del trabajador", puntualizó.

Estos créditos se modificaron entre agosto del año pasado y abril de este año, informó el delegado.

Por el momento no se están otorgado los cambios, por lo que los derechohabientes que optaron por esta modificación en los pasados meses son los que ya cuentan con el beneficio y el resto de los beneficiarios son los que acaban de adquirir el crédito.

Sin embargo, para Canavati Hadjópulus, estas modificaciones en realidad hacen al Infonavit un servicio hipotecario más competitivo, que puede enfrentarse directamente contra la banca tradicional para financiar las viviendas de los trabajadores, con mejores sistemas de pago y beneficios a largo plazo.

"Esto es algo que hace al Infonavit más competitivo", argumentó.