“Las grandes cadenas y marcas son más abusivas”

Las empresas pequeñas son las que realmente hacen ofertas, consideró inspector de Profeco.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

No son las grandes empresas las que ponen los mejores precios en este Buen Fin, sino las pequeñas y medianas empresas, son también éstas las que respetan sus propios descuentos y evitan publicidad engañosa. Las grandes cadenas esconden letras pequeñas, cláusulas abusivas e inflación de precios, han considerado compradores durante este fin de seman.

Un inspector de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) permitió a MILENIO Monterrey acompañarlo durante sus recorridos por diferentes comercios de Monterrey, explicando que durante los pasados días en que se ha llevado a cabo el Buen Fin, han sido las grandes empresas quienes han caído en malas prácticas con sus consumidores.

Con la condición de mantener su identidad en el anonimato, el inspector detalló que son las grandes tiendas las que caen en prácticas abusivas contra los consumidores, y a donde más es necesario acudir durante estos días (y otras temporadas de compras) para solucionar quejas de los compradores.

"Son las grandes cadenas y las marcas las que son más abusivas. Las tiendas chiquitas y medianas son las que sí ponen descuentos y ofertas y que se pueden aprovechar mejor", relató.

No se trata únicamente de respetar los precios publicados o no inflar precios los días (semanas o meses antes del Buen Fin), sino de ofrecer opciones que son más baratas de lo ordinario. "Meses sin intereses" parece ser la promoción favorita del Buen Fin de los comerciantes.

Profeco en su delegación en Monterrey anunció que sus inspectores estarían visitando tiendas, supermercados, autoservicios y centros comerciales durante los días del Buen Fin.

Además, se instalaron módulos de atención en centros comerciales y las oficinas de la delegación permanecen abiertas durante el fin de semana largo.

Los últimos reportes de la Procuraduría detallaban se han registrado pocas quejas ante ellos en los primeros dos días en que se celebró el Buen Fin.

Además, se han mantenido actualizadas sus redes sociales y teléfonos para recibir información de compradores, así como quejas y dudas.

El inspector ha trabajado desde el jueves a medianoche verificando precios en distintas tiendas y resolviendo quejas de compradores en diferentes puntos de Monterrey.

Su rutina de trabajo en estos días empieza a las 9:00 y continúa hasta la tarde; pues le tocó estar en diferentes negocios y recorrer la ciudad, para solucionar dudas.

Calcula que ha tratado al menos unas 13 situaciones o dudas en sucursales, pero su presencia en el lugar ha permitido que se solucione antes de que el comprador interponga una queja ante las autoridades correspondientes.

Esto también mediante la nueva modalidad de conciliación exprés, implementada por la Profeco, que consiste en tomar llamadas de los consumidores sin necesidad de que haya inspectores o trabajadores de la Procuraduría presentes en el momento de solución del conflicto, esto les ha permitido cubrir mejor la zona metropolitana y todos los problemas que puedan surgir en ella.

"Este año nos mandaron a la calle a las tiendas, para estar más cerca por si hay problemas. Es más fácil explicarle al cliente o al comerciante qué es lo que está pasando y cómo solucionarlo".

¿Le ha tocado lidiar con altercados?

"Sí, se suben los ánimos, así como dicen. Y el vendedor o la persona se enojan y se puede poner caliente el asunto. Pero por eso las tiendas tienen guardias y mucha gente trabajando para evitar ese tipo de violencia".

El inspector explicó que es necesario que los clientes verifiquen los descuentos en las páginas de internet de Profeco antes de acudir a un establecimiento a hacer su compra, y en caso de duda acercarse a las autoridades.

Agregó que su mayor recomendación es buscar a los pequeños comerciantes (tiendas, mueblerías), ya que será donde más fácilmente habrá descuentos que aprovechar, y evitar los grandes comercios, debido a sus tendencias en prácticas abusivas y los tumultos que hay.