Cada género tiene su lenguaje: Haghenbeck

El autor de la obra 'Querubines en el infierno' comparó la situación actual de racismo con el que había en la Segunda Guerra Mundial.
El escritor mexicano estará a las 13:30 en la Sala D.
El escritor mexicano estará a las 13:30 en la Sala D. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Trabajar con diversos géneros literarios, pasando de la narrativa a la novela gráfica, es una opción para el escritor mexicano Francisco Haghenbeck quien llega a Monterrey para presentar su novela Querubines en el infierno (Ed. Suma).

La novela viene a dignificar el papel de los migrantes mexicanos establecidos en California en la década de los 40 del siglo pasado, donde empezaba a gestarse un movimiento cultural que conoceríamos luego como los pachucos.

El eje de la novela se centra en un episodio ocurrido en Los Ángeles en 1943, cuando un grupo de marines salieron a cazar pachucos mexicanos.

La historia también cae en la figura de las mujeres, quienes iniciaron un movimiento de defensa a sus derechos laborales que no ha sido reivindicado como merece.

"Es una novela muy femenina, creo que es un elemento más fuerte en la novela", expresa Haghenbeck en entrevista.

Pero en las diversas lecturas que tiene la novela están los horrores causados por la Segunda Guerra Mundial, pero también la presión que estaba sobre los mexicanos residentes en Estados Unidos en esa época.

No por nada, uno de los protagonistas es obligado a enlistarse para no entrar a la cárcel por un crimen que no cometió.

"Se nos ha olvidado que la Segunda Guerra Mundial es una pelea contra el fascismo y el racismo, donde el mundo libre pelea frente a ello. Hoy, ridículamente, vemos situaciones parecidas con las declaraciones de Trump", refiere el autor.

De la narrativa a la gráfica

El trabajo de Haghenbeck camina hacia la narrativa así como en la novela gráfica, un género en el que trabaja en la actualidad.

El escritor mexicano es el que ha podido trabajar una versión del reconocido héroe de DC Cómics Súperman.

"Cada género tiene su lenguaje, pero si me ayuda mucho en mi trabajo visual el estar trabajando entre la literatura y la novela gráfica".

Aunque en los últimos años la novela gráfica ha ido tomando lugares importantes dentro de la literatura mexicana, aún falta mayor apoyo para la difusión de este género incluso entre los lectores, afirmó.

"Me gustaría que el lector de novela gráfica fuera más demandante, que exigiera más calidad y que no sólo pidieran los héroes de Marvel".

Querubines en el infierno, de Francisco Haghenbeck, se presentará hoy a las 13:30 en la Sala D de la FIL Monterrey.