Legisladores locales 'inflan' gasto de sus 'ayudantes' por honorarios

Cifras reportadas en este rubro son hasta de cuatro millones de pesos de diferencia.
Los números indican que el Congreso tiene un desorden en las cuentas detinadas a los salarios.
Los números indican que el Congreso tiene un desorden en las cuentas detinadas a los salarios. (Archivo)

Monterrey

Mientras presumen de un recorte de personal para mejorar sus finanzas, a los diputados locales se les hace bolas el engrudo a la hora de comprobar estos gastos.

Información obtenida de los reportes trimestrales que el Congreso local presenta, comparada con los datos de la página de transparencia de la institución, arrojan una diferencia considerable entre el reporte de lo que se ejerce y lo que en realidad se paga en sueldos para empleados.

Como ejemplo, el Poder Legislativo de Nuevo León reportó un ejercicio de 8 millones 702 mil 514 pesos durante el cuarto trimestre del 2013 en sueldo base al personal permanente. No obstante, la página de transparencia muestra que en este rubro, la nómina que se pagó en el citado período fue por 9 millones 306 mil 179 pesos, es decir, 603 mil 665 pesos más que lo reportado.

El verdadero problema está en la información relacionada con los honorarios asimilables al salario. Durante el cuatro trimestre del año pasado se ejercieron 16 millones 85 mil 471 pesos, según consta en las publicaciones oficiales del Congreso local, pero en el portal www.hcnl.gob.mx, la nómina para el mismo período apenas alcanza los 11 millones 805 mil 12 pesos.

Lo anterior representa que en el Poder Legislativo se pagaron 4 millones 280 mil 459 pesos menos de lo que se reportó a contabilidad, sin que exista información o aclaración del destino que tuvo este recurso, o si fue reorientado a otra partida.

Esta práctica se repitió durante el primer trimestre del 2014. En el rubro de sueldo base al personal permanente, lo ejercido alcanzó una cifra de 10 millones 461 mil 81 pesos, pero los pagos realizados a estos empleados fue de únicamente 9 millones 625 mil 984 pesos, es decir, quedan en el aire 835 mil 97 pesos.

La principal diferencia se dio nuevamente en los honorarios asimilables a salarios, pues de los 15 millones 527 mil 478 pesos que se reportaron como ejercidos durante los meses de enero a marzo del presente año, a los bolsillos de este personal sólo fueron a dar 11 millones 259 mil 398 pesos.

El diferencial entre ambos arroja 4 millones 268 mil 80 pesos, de los cuales tampoco se tiene conocimiento sobre su destino final, pues no consta en la contabilidad entregada por ley por parte de los diputados locales.

Sin tener una respuesta oficial, las cifras denotan, al menos, un desorden en la manera que el Congreso del Estado lleva sus cuentas, no obstante, fuentes al interior consultadas estimaron que el problema podría ir más allá.

Legisladores que pidieron el anonimato confirmaron que, desde hace tiempo es secreto a voces que un número no determinado de personal devenga un salario sin acudir a las oficinas o la sala de sesiones, es decir, tienen carácter de aviadores.

De acuerdo a esta versión, la problemática se presenta en todas las áreas administrativas e, incluso, abarca a los grupos legislativos.

Los "sobrantes" en el rubro de sueldos y honorarios asimilables contrastan con la postura de los diputados de despedir personal por falta de recursos, pues en la práctica les sobra dinero de este rubro.