Dueños de tierras con gas 'shale' ganarían hasta 3 mdp

El legislador dijo que cifra podría variar dependiendo de la ganancia que permita el pozo.
La Comisión Especial para la Reforma Energética se reunió en las instalaciones del Congreso estatal.
La Comisión Especial para la Reforma Energética se reunió en las instalaciones del Congreso estatal. (Jorge López)

Monterrey

Aunque la cifra podría variar, los ejidatarios o campesinos que accedan a asociarse con las empresas dedicadas a la extracción del gas shale, podrían recibir entre dos y tres millones de pesos de ganancia en total, por los cerca de cinco años de explotación de sus tierras.

Esto fue revelado, ayer, por el presidente de la Comisión Especial de la Cuenca de Burgos, Héctor García García, quien advirtió que la cifra podría variar dependiendo de la ganancia que permita el pozo y el número de años.

Tras participar en la Mesa de Trabajo de la Comisión Especial para la Reforma Energética, en el Congreso de Nuevo León, el legislador federal del PRI, explicó que este dato emana del cálculo del dos por ciento de ganancia que como máximo podría recibir un ejidatario por la explotación de sus tierras.

Según explicó cada pozo de gas shale deja una ganancia aproximada en los 10 millones de dólares, y tiene un tiempo de vida de cinco años, por lo que la ganancia de los dueños de las tierras podría rondar en los dos y tres millones de pesos, además de la indemnización de las cosechas en caso de que la tierra sea usada para la siembra.

"Yo no quisiera levantar falsas expectativas, pero te voy a dar un dato, cuesta 10 millones de dólares, la exploración de un pozo de shale, entonces si nosotros en la ley dijimos que de los ingresos de esos 10 millones, pues obviamente tendrán entre el dos y el tres por ciento de utilidad, ellos podrán hacerlo en sociedad o en indemnización.

"Es el total del ingreso, es decir que habrá quien reciba entre dos y tres millones de pesos por asociarse con estas empresas, porque por ello se dejó libre de negociación y cuando sienta un particular que sus derechos son vulnerados, podrá recurrir a Sedatu que es la facultada".

Según explicó, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, sería la encargada de dirimir las diferencias entre el ejidatario y las empresas particulares.

Héctor García García explicó que para el fracking se utilizará agua salina que será traída con pipas y cuyo reciclaje será del 90 por ciento, por lo que negó que el agua potable o el de los mantos friáticos vaya a ser utilizada para la extracción de gas.

En la mesa de trabajo también participó el Sub Secretario de Energía del Estado, Vladimir Sosa, quien dijo que se espera que se generen cerca de 8 mil empleos en el primer año de extracción, aunque no quiso dar datos sobre la derrama económica que se espera para Nuevo León.

El funcionario estatal dijo que lo que se verá será una partida especial que estará llegando a la entidad, como se dio en su momento con los excedentes del Petróleo.