Agua y Drenaje descarta que líquido de Monterrey VI vaya para extracción

El director de la paraestatal, Emilio Rangel Woodyard, aclaró que el proyecto hidráulico será únicamente para consumo humano, para el abastecimiento del comercio y la industria.
Emilio Rangel Woodyard.
Emilio Rangel Woodyard. (Raúl Palacios/Archivo)

Pesquería

Aunque las autoridades federales y estatales todavía no saben de dónde sacarán el agua para realizar la técnica del fracking en Nuevo León, Servicios de Agua y Drenaje descartó que se utilice el agua del proyecto Monterrey VI para este fin.

El director de la paraestatal, Emilio Rangel Woodyard, aclaró que el proyecto hidráulico será únicamente para consumo humano, para el abastecimiento del comercio y la industria.

"No hay ningún otro uso, si te refieres al fracking, no tenemos absolutamente ninguna propuesta, solicitud ni siquiera acercamiento, no es factible, no se les va dar agua de ese acueducto de Monterrey VI, ellos tendrán que ver con las autoridades federales, con la Comisión Nacional del Agua principalmente, con la Semarnat y con las autoridades que corresponden", dijo el funcionario, quien fue entrevistado ayer, antes de inaugurar obras hidráulicas en el municipio de Pesquería.

Con la reforma energética, Nuevo León figura como uno de los estados con mayor potencial para la extracción del gas shale. La técnica de fracturación hidráulica o fracking es el procedimiento que se ha contemplado para lograrlo.

Sin embargo el fracking requiere de grandes cantidades de agua, pues consiste en la perforación de un pozo donde se inyecta el líquido a presión para facilitar la salida del gas shale o gas lutita.

Considerando que en el norte del estado no hay suficiente agua para esta actividad, especialistas en la materia alertaron sobre la posibilidad de que el proyecto hidráulico sea utilizado para este fin, pero Rangel Woodyard lo descartó.

"Podemos afirmar y ellos también lo han afirmado, del Monterrey VI no se va dar agua para ningún proceso de esos, sí se va dar para la industria del área metropolitana y del comercio. (Para el) fracking no", aseveró el director de la paraestatal.

Monterrey VI es un acueducto de 520 kilómetros que transportará agua del río Pánuco hasta Nuevo León, en el cual se invertirán 13 mil millones de pesos.

Rangel Woodyard informó que la obra física comenzará a finales de año, y en su totalidad, el proyecto quedaría listo entre 30 y 36 meses después.

Será en el mes de septiembre cuando el estado dará a conocer el fallo, para saber cuál empresa será la encargada de desarrollar el proyecto hidráulico, el cual está en el número 34 de la lista de la Presidencia de la República de obras a desarrollar.

Especialistas han informado que el proyecto hidráulico Monterrey VI garantizará el abastecimiento de agua potable para los próximos 50 años.

El pasado domingo, el subsecretario de Energía del Gobierno Estatal señaló que el agua que se utiliza para hacer el fracking puede ser la que se conoce como de alta salinidad.

Expuso que actualmente se cuenta con disponibilidad de agua en distintos pozos en el norte del país.

Además, afirmó que se están dando "los primeros pasos exploratorios" para definir en qué área específica de Nuevo León se podrían desarrollar actividades para la extracción de hidrocarburos.