Estado formaliza recorte de subsidios de vivienda

La ayuda que ofrecerá el Gobierno solamente será para aquellos compradores de casas que no excedan los 426 mil 320 pesos.
El acuerdo, publicado en el 'Periódico Oficial del Estado', fue firmado el pasado 19 de enero.
El acuerdo, publicado en el 'Periódico Oficial del Estado', fue firmado el pasado 19 de enero. (Especial)

Monterrey

El Gobierno del Estado formalizó este miércoles los recortes a los subsidios de vivienda en Nuevo León.

A través del Periódico Oficial del Estado, las autoridades de Nuevo León precisaron que los apoyos a la compra de vivienda sólo serán para quienes adquieran créditos que no excedan las 16 cuotas elevadas al año, es decir unos 426 mil 320 pesos.

Los créditos que sólo tendrán apoyo del Gobierno Estatal serán para aquellos que hagan operaciones con Fomerrey, Infonavit y Fovissste, según informes previos.

Si bien en el decreto de Fomento a la Vivienda en 2015, había más de 12 beneficios para las personas físicas o morales, sólo quedaron tres de estos en el de 2016.

Dentro del nuevo acuerdo se eliminaron todos los beneficios que se otorgaban a las personas morales.

Aunque la revisión de planos de vivienda por concepto de ingeniería sanitaria, la incorporación de redes de agua y drenaje, la inscripción de títulos de otorgamiento de créditos y el registro de planos en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio podía ser anteriormente subsidiado hasta un 100 por ciento a las personas morales, ahora el Gobierno del Estado formalizó la desaparición del incentivo.

Anteriormente, se daban subsidios para personas físicas hasta un 100 por ciento para inscripción de títulos de operaciones de compra de lotes de vivienda o créditos de interés social o popular sin un monto establecido, lo cual ahora terminó.

Para la vivienda familiar con un valor que no excediera de las 25 cuotas elevadas al año, es decir, de 639 mil 662 pesos, también se incluía un subsidio del 100 por ciento, en la inscripción del documento para la construcción de vivienda, algo que también se esfumó.

Tras la desaparición de dichos subsidios, ahora, las personas físicas que quieran construir sus casas, deberán pagar con los derechos aplicables en la Ley de Hacienda del Estado.

Quienes se tendrán que sumar al pago de derechos, serán los desarrolladores, quienes a partir de este acuerdo deberán desembolsar el monto establecido en las normas estatales.

El nuevo acuerdo de apoyo a la vivienda, fue firmado el pasado 19 de enero por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón; por el Coordinador Ejecutivo, Fernando Elizondo Barragán; el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores; así como por el tesorero del Estado; Carlos Garza Ibarra.

Dentro del acuerdo se menciona que la presente administración estatal tiene la prioridad de promover la adquisición y construcción de vivienda de tipo social progresivo e interés social como uno de los instrumentos para mejorar la calidad de vida de los menos favorecidos.

Se detalla que las consideraciones del acuerdo en apoyo a la adquisición de inmuebles destinados a la vivienda se realizaron mediante un supuesto "sacrificio fiscal".