ENTREVISTA | POR ISRAEL MORALES

Antonio Ramos Revillas Escritor

El autor regiomontano platica en entrevista sobre sus tres recientes obras, el lanzamiento de su sello literario Veintisiete y de su proyecto de reunir a las editoriales independientes.

“Los escritores siempre son independientes”

“En Monterrey es cuestión de que uno busque hacer las cosas”.
“En Monterrey es cuestión de que uno busque hacer las cosas”. (Nelly Salas/Archivo)

Monterrey

Antonio Ramos Revillas ha tenido un año de mucha actividad, tanto en la publicación de obras como en la promoción de la lectura. El autor recuerda las presentaciones de sus libros y las convocatorias a editoriales independientes a diversos eventos, todos con buena respuesta, en Monterrey.

El escritor ha publicado tres libros para jóvenes, Puppy love (Alfaguara), La guarida de las lechuzas y Mi abuelo el luchador (Ediciones El Naranjo), lectores con los que busca seguir explorando temas que reflejen su realidad, además del lanzamiento de la editorial Veintisiete, con un título de novela breve para cada letra del abecedario. De su labor literaria nos platica el autor nacido en Monterrey en 1977.

¿Por qué Monterrey como el centro de lecturas de editoriales independientes?

En Monterrey es cuestión de que uno busque hacer las cosas. En febrero de este año, luego de colgar un post donde anunciaba mi libro Puppy love, me preguntaban que por qué en Monterrey no se hacían eventos de este tipo, y como ya quería lanzar Veintisiete, fuimos empatando una cosa con la otra.

Así surgió primero el Día de las Editoriales Independientes, donde se juntaron 25 editoriales, quería que estuvieran casi todas las regiomontanas; se consiguió, excepto dos. Esto se repitió en la Feria del Libro e hicimos una Posada de los Libros. En un conteo registré 70 editoriales independientes. Es un camino que se puede abrir.

¿Te consideras un autor independiente?

Los escritores siempre son independientes porque es imposible que te apegues a una sola editorial. Además lo que escribes va más allá de una sola línea editorial. A veces encuentras un tema y sabes que en una casa editorial te puedes quedar, pero en mi caso, lo platicaba con un amigo escritor, como manejo varios temas, es difícil que esté en una sola.

¿Qué tan complicado es tratar temas para los jóvenes que hoy tienen al alcance muchas herramientas?

En Puppy love, si bien la literatura es un artificio, ésta tiene que utilizar los elementos de la realidad que le pueden funcionar. Leí un ensayo en donde algunos autores del siglo XIX y principios del XX utilizaban el teléfono como un elemento de tensión narrativa, y me pareció muy interesante que entraban a la tecnología. Ahora nosotros utilizamos el Facebook y las redes, como hasta hace años se usaba el blog para construir novelas.

¿Cómo abordar un tema tan impactante como la violencia, pero la violencia en los adolescentes?

La guarida de las lechuzas es una novela que tiene que ver con la violencia y la soledad de los adolescentes. Empieza cuando un chico está sobre el pecho de otro y tiene en la mano una piedra, y todo el primer capítulo es como esa piedra baja hasta romperle los dientes. Entonces quise explorar la violencia, la soledad de lo que es crecer, y todo esto surgió porque le pregunté a un primo cómo era su vida en la secundaria, y me comentó: todos los días hay un pleito y como que nadie se queja, al contrario, todos lo festejan.