“El PAN me lo voy a comer”

Adalberto Madero admite que buscará un cargo, pero no a cuál aspira. Aprovecha para 'lanzar dardos' a quienes han querido 'perredizar' a su partido, por lo que aclara que no es una institución que ...
“No me puedo destapar, si me destapo, me voy a congelar”, dijo.
“No me puedo destapar, si me destapo, me voy a congelar”, dijo. (Roberto Alanís)

Monterrey

Adalberto Madero le saca la vuelta a la pregunta de a qué cargo aspira para 2015, se barre con las restricciones de la Ley Electoral de Nuevo León y dice que debe ser respetuoso de los tiempos, pero eso sí: admite que sí buscará un cargo pues lo suyo, lo suyo, lo suyo, es el servicio público, dice.

También deja clara una cosa: su credencial de elector tiene residencia en Monterrey.

En ese sentido, el ex alcalde no se cansa de celebrar que los procesos internos en el PAN vayan a ser democráticos y que no se repita "el error" de las dos últimas elecciones de definir abanderados por dedazo, como ocurrió en 2009, según dice, para sacarlo del camino a la gubernatura pues era el mejor posicionado en las encuestas.

"Era la única manera de que yo no fuera el candidato del PAN a gobernador", asegura.

Sobre las acusaciones de corrupción y el proceso de expulsión del blanquiazul que finalmente libró, asegura que todo fue parte de la misma estrategia.

"Me armaron un expediente con puras cosas superficiales, puras tonterías".

Quienes hicieron todo lo que denuncias siguen ahí: Raúl Gracia, Sandra Pámanes, Zeferino Salgado, ¿crees que te permitan participar?

"Hay que recordar que el PAN es un partido democrático y va a haber elecciones, y el que saque más votos es el que va a ganar. Yo soy de la idea de que uno debe ser incluyente, que debe sumar a todo mundo".

¿Qué diferencia ves entre el PAN de hoy y el que estaba cuando dejaste la alcaldía en 2009?

"Creo que aquí lo importante es que Acción Nacional está recuperando su sentir, su alma, su espíritu, su conciencia, que es lo que hace fuerte a la institución, estamos recuperando la democracia".

¿Lo ves más fuerte?

"Moralmente, claro; y creo que los golpes que recibimos en las elecciones pasadas sirvieron como una señal de que las decisiones que se habían tomado eran decisiones equivocadas".

El padrón aún es un tema muy cuestionado...

"Yo creo que efectivamente en los últimos años se ha incrementado el padrón de gente, pero yo soy de la idea de que si unos hacen el PAN, yo me lo voy a tener que comer; es que ellos ya no pueden hacer más PAN porque para poder votar necesitan un año de antigüedad, así que el trabajo de uno es comerse el PAN que ellos hicieron. Hay que recordar cuál es el espíritu de Acción Nacional, que es que las afiliaciones deben ser individuales, voluntarias, libres, y en ese orden de ideas, el partido es una escuela cívica de ciudadanos. Si ya hicieron el PAN, uno tiene la obligación de concientizar de los valores, de los principios de Acción Nacional".

Según estas pláticas que tienes con militantes, ¿las afiliaciones sí han cumplido con estos requisitos de ser voluntarias, conscientes, etcétera?

"La mera verdad, lamentablemente hay gentes que a veces han querido perredizar al PAN, y el PAN no es una amalgama de grupos ni de tribus, el PAN desde siempre ha sido una escuela de ciudadanos y de gente libre, y como es una escuela cívica, la obligación de uno es ser congruente y a cada panista que uno visita, primero para avisarle que está en el PAN, después que lo notificas que está en el PAN dándole la bienvenida, y decirles que seguramente tuvo que tener un amigo, un familiar o un conocido, un vecino relacionado al tema, después platicarles brevemente en lo que consiste Acción Nacional, y mover las almas".

¿Buscas otra vez ser alcalde?

"Uno tiene que ser muy respetuoso de los tiempos electorales, no me puedo destapar, si me destapo me voy a congelar, y como está haciendo mucho frío mejor me quedo guardadito".

¿Pero sí tienes una aspiración para 2015?

"Siempre me ha gustado servir a la comunidad, efectivamente lo mío es el servicio público, yo jugaba a ser político (...), es mi vida, siempre me ha gustado el servicio público porque el servicio público es el instrumento ideal del bien común".