Enfrentan ‘obstáculos’ en la Línea 3 del Metro

El secretario Luis Marroquín Salazar explicó que entre otros problemas están el suelo irregular y la cimentación de columnas.
En la zona de trabajo hay interferencias que no estaban ubicadas por las compañías de servicios.
En la zona de trabajo hay interferencias que no estaban ubicadas por las compañías de servicios. (Jorge López)

Monterrey

La inestabilidad del terreno en la zona de la construcción de la Línea 3 del Metro ha obligado a la secretaría de Obras Públicas a modificar planos e ingenierías, señaló el titular de esta dependencia, Luis Marroquín Salazar.

El responsable de obras públicas en la entidad explicó que los principales problemas a los que se han enfrentado están el hecho de que el suelo es irregular y la cimentación de las columnas ha tenido cierto grado de dificultad a causa de ellos.

Dijo que el terreno es inestable y la perforación se vuelve complicada, por lo que han tenido que utilizar maquinara de mayor diámetro y cavar a más profundidad.

“Hemos tenido que aplicar maquinaria de mayor diámetro, mayores profundidades y cambiar diseños originales de las ingenierías donde existía un solo pilote o cimiento para sostener la columna poner dos, cuatro, seis y hasta ocho pilotes en algunos puntos de apoyo.

“Esto es lo que nos ha causado, aunado a las interferencias que tenemos en Félix U. Gómez con redes de todos los servicios, porque allí tenemos gas natural, agua, drenaje, aguas residuales, teléfonos de México, tenemos una cantidad de fibra óptica impresionante y esto nos ha llevado a tener que trabajar con mayor intensidad para vencer estos obstáculos”, informó.

Marroquín Salazar enfatizó que algunos de estos “obstáculos” ya estaban previstos, sin embargo hay otras interferencias que no estaban ubicadas por las compañías de servicios.

Dio a conocer que han trabajado en fines de semana, turnos nocturnos y jornadas ampliadas para llevar un avance que les permita llegar a término en el plazo planteado, agregó que la construcción de la línea 3 del Metro tiene un 42 por ciento de avance.

El funcionario estatal dijo que en la parte del viaducto subterráneo, en la zona del Barrio Antiguo, el avance era de 72 por ciento

“Ya estamos construyendo el recubrimiento final en el interior del viaducto subterráneo para poder a principios de enero, estarle dando paso a las instalaciones electromecánicas”, dijo.

En el caso del paso elevado, el avance es del 37 por ciento, y conforma el principal reto de la construcción por ser el tramo más largo.

Marroquín dijo que los trabajos van en tiempo y forma, por lo que la fecha de fin de la obra sigue siendo para el mes de agosto de 2015.

“Estamos en tiempo y forma, el viaducto subterráneo lo terminaremos primero porque es el primer tramo”, aclaró.