Se 'enfrentan' con banderines y botellas

El Gobierno Estatal retó nuevamente a la administración regiomontana al colocar banderolas promocionales en la plaza del Multimodal Zaragoza y en el Puente del Papa adjudicándose las obras.

Monterrey

De nueva cuenta, las autoridades estatales y del municipio de Monterrey se enfrentaron tomando como marco la misa por la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II.

El Gobierno Estatal, encabezado por Rodrigo Medina de la Cruz, retó nuevamente a la administración regiomontana al colocar banderolas promocionales en la plaza del Multimodal Zaragoza y en el Puente del Papa adjudicándose las obras.

Estas banderas fueron retiradas ayer por segunda ocasión por el municipio de Monterrey. La primera vez que las retiró fue el pasado miércoles, argumentando peligro para los transeúntes.

También, el pasado 24 de abril el municipio de Monterrey clausuró, por no contar con permisos, los letreros con los que el Gobierno del Estado presume algunas de las obras que realiza sobre el Par Vial.

Por su parte, la alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes contraatacó con la entrega de botellines de agua para los asistentes a la misa, con el nuevo logotipo de la administración "MA's", cuyas primeras dos letras son, casualmente, las siglas de su nombre.

Voluntarios de la Arquidiócesis, identificados con camisetas que tenían inscrita la palabra staff, repartieron durante botellines de agua que además traían el logotipo oficial del municipio.

Algunos funcionarios del Gobierno Estatal, al darse cuenta de las etiquetas de las botellas comenzaron a rechazarlas o bien pedir a sus asistentes que les fueran retiradas.

Al respecto, Margarita Arellanes dijo desconocer esta situación y señaló que la Dirección de Protección Civil de Monterrey colaboró con el reparto de agua debido a que se esperaban altas temperaturas.

"No entiendo por qué hablan de proselitismo, dice Monterrey, es parte de la información municipal, incluso vienen los números de Protección Civil", dijo.