'Neocúpula' demostró control e impuso a candidatos: PRI

La dirigencia aseguró que Iván y Mauricio son ejemplos del dominio de los 'dueños' de AN.

Monterrey

El proceso del PAN para designar candidatos a las alcaldías metropolitanas, resultó lo que se esperaba en el sentido de que la neocúpula de ese partido tiene el control absoluto de consejeros y militantes, señaló Eduardo Bailey.

El dirigente del Comité Estatal del PRI, nombró a quienes se han adueñado del Partido Acción Nacional, a Zeferino Salgado, su hermano Raúl, Fernando Larrazabal y Raúl Gracia.

"Todos ellos midieron sus fuerzas para poner a Iván Garza, en el caso de Monterrey, quien va a contender por la alcaldía, un joven poco conocido, con limitada experiencia, sin trayectoria en el servicio público para ofrecer un buen plan de trabajo y proyectos.

"Es más que evidente que en el caso de nuestro precandidato (Adrián de la Garza), hay resultados comprobados de su trabajo y alto sentido de responsabilidad y capacidad para implementar medidas que permitieron alcanzar con niveles de seguridad pública", especificó.

Según Bailey, los ciudadanos tienen plena constancia de que el ex procurador hizo su labor para reducir los índices delictivos.

"En el caso de San Pedro, pues también se logró lo que los de la neocúpula decidieron al designar a Mauricio Fernández, un modelo muy desgastado que frente a la propuesta del PRI, pues es un precandidato serio, con prestigio y alto sentido de responsabilidad", sentenció.

Agregó que el PRI dará la batalla, tanto en materia de desarrollo urbano, en vialidad y seguridad con el que consideró el mejor perfil para gobernar la capital de Nuevo León.

En el caso de Santa Catarina, consideró que ocurrió un división interesante al sacar el alcalde a su favorito.

"Fue un proceso cargado, amañado e indiciado, de manera que se presentará un escenario importante para el PRI con la división que surgió en la designación de Héctor Castillo Olivares, imposición de Víctor Pérez, el alcalde", concluyó el dirigente priista.