Empate en elección desata conflictos en el Círculo Mercantil

Una de las planillas contendientes argumenta que hubo irregularidades en el proceso interno.
El jueves se negó el acceso al edificio a algunos socios inconformes.
El jueves se negó el acceso al edificio a algunos socios inconformes. (Jorge López)

Monterrey

Socios del Círculo Mercantil Mutualista exigieron convocar a un nuevo período de elecciones de la mesa directiva, en virtud del empate entre las dos planillas que participaron en el proceso, argumentando que hubo serias irregularidades.

El presidente del período anterior, Jesús Alberto Cerda, se niega a la petición que hacen los de la planilla contraria, que postuló a Francisco González Treviño, quien contendió contra Ricardo Torres Martínez, y de lo cual ninguno de los dos ganó.

El miércoles, bajo la presidencia de Torres Martínez, vicepresidente, en ausencia de Jesús Alberto Cerda, se les negó el acceso a quienes de acuerdo con estatutos reclaman que se realice una nueva elección de desempate.

Esto generó que los inconformes revelaran una serie de dudas sobre el manejo de los recursos en el Círculo Mercantil Mutualista.

Para empezar, para la elección el pasado 14 de diciembre del año anterior, afirman que fueron dados de alta 40 socios, a fin de tener mayor votación, lo que calificaron de muy grave y antidemocrático en la vida interna de la institución.

Algunos de ellos, que por temor a ser destituidos omitieron sus nombres, revelaron que la directiva anterior vendió parte de un terreno de 37 hectáreas en el Club Campestre que lleva el nombre de la institución, ubicado en el campo de golf La Herradura.

"Lo que estamos demandando es que nos digan cuánto fue lo que vendieron, cuánto se cobró y en que bancos se depositó la cantidad, porque no han rendido cuentas", advierte uno de los inconformes.

La respuesta fue que se habían obtenido 7 millones de pesos por la propiedad y que con ello se liquidó pasivos en efectivo que se venían arrastrando de tiempo atrás, pero no se mostraron comprobantes.

"Lo que quieren los directivos es alargar el tiempo por seis meses más, negándose a que se lleve a cabo la elección de desempate, por temor a perder el control", advirtió otro de los socios.