“No estamos educados para apreciar el arte plumario”

El artista Eduardo Sánchez Rodríguez, originario de SLP pero radicado en Nuevo León, presenta desde mañana 29 piezas en el museo El Centenario.
“Sólo las galerías extranjeras o los estudiosos valoran esta técnica”.
“Sólo las galerías extranjeras o los estudiosos valoran esta técnica”. (Gustavo Mendoza Lemus)

San Pedro Garza García

Tras 10 años de estudiar el arte plumario, el artista Eduardo Sánchez Rodríguez ve cómo las piezas producto de la técnica prehispánica tienen un mayor interés en galerías extranjeras dado que en México todavía falta considerarlo como un arte mayor.

Una selección de 29 de sus creaciones se estará exhibiendo en el museo El Centenario, ubicado en Libertad y Morelos, en el centro de San Pedro Garza García. La exposición se ha titulado El vuelo de las imágenes.

Nacido en San Luis Potosí, pero radicado en Nuevo León, Eduardo Sánchez estudió por un periodo de diez años el secreto del arte plumario.

Leyendo las referencias sobre esta técnica prehispánica, visitando museos o acudiendo a los talleres artesanales en Michoacán fue como el artista empezó su trabajo.

Uno de los incentivos fue el rescate de esta técnica, donde cada uno de los tonos y formas de los cuadros se logran a partir de plumas de aves silvestres mexicanas.

El trabajo de Eduardo Sánchez está basada de la técnica empleada en el siglo XVII, tomando como base piezas que hoy forman parte de museos virreinales. Por ello, la exposición refleja distintos episodios de la historia de México, representada a través de las plumas.

En opinión del creador, hoy en día sigue siendo un reto colocar esta clase de piezas en galerías de arte mexicanas pues aún se le sigue considerando como una artesanía, sin darle la importancia histórica que presenta esta técnica artística.

"Es difícil porque falta mucha educación, no estamos educados para apreciar este arte cien por ciento mexicano.

"El arte plumario es una de las dos técnicas prehispánicas que sobrevivieron a la Conquista (la otra es la pasta de caña), y sólo las galerías extranjeras o los estudiosos del tema valoran esta técnica", apunta Sánchez Rodríguez.

Para crear cada una de las piezas el autor consigue las plumas a través de diversos aviarios, donde se recoge la muda de las aves y se evita así el daño a los animales. Incluso las piezas cuentan con la certificación de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La colección completa de las piezas pertenece al promotor cultural Mauricio Fernández Garza, y por primera vez se exhiben en el museo El Centenario.

La exposición El vuelo de las imágenes será inaugurada el día de mañana las 20:00, con entrada libre.